La diversión empieza con ellos

Bartolo, El Cachi y Barrihuelo, tres de los protagonistas de los chupinazos de Rioja Alavesa. /Iñaki García
Bartolo, El Cachi y Barrihuelo, tres de los protagonistas de los chupinazos de Rioja Alavesa. / Iñaki García

El Barrihuelo, El Cachi, Bartolo, Katanillo, La Montorta... Todos ellos y muchos más son los protagonistas de las fiestas en Rioja Alavesa

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Algunos son de carne y hueso; otros, al principio inanimados toman después forma de persona; y otros simplemente son símbolos. Pero cuando todos ellos aparecen, los vecinos de los pueblos de Rioja Alavesa tienen una cosa clara: la fiesta ha comenzado. Son los personajes protagonistas de los chupinazos.

El Cachi bajará el próximo miércoles como inicio de las Fiestas de Acción de Gracias en Oyón (20 horas). Llama la atención nada más verle por su vestimenta y por su afición a revolcarse por el suelo. Mientras, el Barrihuelo, después de hacer un largo camino desde la iglesia, aparece en septiembre en el balcón del Ayuntamiento de Elciego dispuesto a bailar y cantar con sus vecinos.

En Labastida, el Pellejo moja a todo aquel que pasa por debajo y en Lapuebla de Labarca, el Bartolo será trasladado el próximo jueves por los jóvenes en divertida procesión desde el barrio de las bodegas hasta el centro del pueblo. Por cierto, este personaje tiene doble trabajo porque también en Baños de Ebro requieren de sus servicios.

Si alguien va a Samaniego de fiestas, que no se asuste si se encuentra con 'El Burro' y si elige Lanciego podrá hacer un viaje al espacio exterior gracias al Astronauta y su sofisticada nave. En Leza, mientras, los presentes se encontrarán con Don Cicuta y pensarán que están viendo el 'Un, Dos, Tres' y en Salinillas de Buradón, por su parte, el viaje se hace hacia la leyenda de 'Las lágrimas de Buradón' gracias a 'El Moro'.

Ellos son algunos de estos personajes, pero hay más. Entre otros, la Montorta, que preside en Cripán. Tampoco Katanillo quiere perderse las celebraciones de Yécora, mientras Tokamerroke brilla en Labraza y Elvillar presume de Hechicera.

Cuando llegan, empieza la diversión y cuando se van sólo queda esperarles hasta el año siguiente. Es una espera larga, pero que vale la pena. Con ellos, la fiesta está garantizada.

Más