UPA denuncia a la CHE por la suciedad de los cauces de riego del canal de Mansilla

Vista del pantano de Mansilla, en la mañana de ayer. :: /Sonia Tercero
Vista del pantano de Mansilla, en la mañana de ayer. :: / Sonia Tercero

El sindicato agrario critica la lentitud de la Confederación y habla de «grave riesgo» para los cultivos de una docena de municipios riojalteños

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

La Unión de Pequeños Agricultores denunció ayer la imposibilidad de riego en el canal de Mansilla debido a la lentitud en la toma de decisiones para su limpieza y adecuación por parte del organismo de Cuentas de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

«Ante esta imposibilidad de riego conjugada con la ausencia de pluviometría, algunos cultivos de primavera presentes en esta cuenca como la remolacha, el guisante o la adormidera comienzan a sufrir grave riesgo de nascencia puesto que las aves están comiéndose las semillas», añade el sindicato.

UPA indica que debido a la gravedad de la situación, el responsable de la Confederación Hidrográfica en La Rioja se ha visto obligado a proceder por su cuenta a la limpieza de los cauces de riego para evitar una catástrofe en los cultivos de la comarca.

Concretamente, en esta cuenca se encuentran los cultivos de Cordovín, Alesanco, Hormilla, Briones, la comunidad de regantes de Zarratón (14 pueblos), Tirgo, Sajazarra, Uruñuela, Nájera, Huércanos, Cenicero y Fuenmayor.

En este sentido, el sindicato agrario denuncia la grave lentitud en la toma de decisiones de la Confederación Hidrográfica y les insta «a actuar de manera inmediata para disponer de riego este fin de semana y frenar en la medida de lo posible los daños».

Igualmente, «exige mayor previsión para próximos años de modo que comiencen con anterioridad los trabajos de limpieza y disponer de riego para principios de marzo».

En relación al riego en la cuenca, hace casi un año el PSOE pidió al Estado que construyera una balsa que permita la regulación del canal de Mansilla, por valor de un millón de euros. La socialista Concha Andreu, acompañada por la alcaldesa de Haro, Laura Rivado, el diputado nacional, César Luena y los alcaldes de Ollauri, Baños de Rioja, Casalarreina, anunciaron una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de lo que, entendían, es una «importante demanda de los agricultores de La Rioja Alta».