El cohete abre seis jornadas para la diversión en Entrena

Los jóvenes se entregaron a dar vueltas por la plaza de San Martín tras el disparo del cohete. :: p. h./
Los jóvenes se entregaron a dar vueltas por la plaza de San Martín tras el disparo del cohete. :: p. h.

El regidor, Esteban Pérez, escogió el momento del chupinazo para anunciar que no volverá a postularsepara la Alcaldía en el 2019

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Como apretaba el calor, aún no habían salido el alcalde y los reyes de las fiestas al balcón del Ayuntamiento y los entreneros ya estaban bañándose en cava.

Había ganas ayer en Entrena de iniciar seis días de celebración en honor a San Cristóbal. A las ocho de la tarde en punto, el regidor, Esteban Pérez, tomó la palabra a duras penas porque la voz se le entrecortaba por la emoción. Pérez escogió este momento para anunciar a su pueblo que, tras tres legislaturas en el cargo, éstas serían sus últimas fiestas como alcalde de Entrena.

«Si el cohete del 2007 fue muy emotivo para mí, éste del 2018 no lo es menos», confesó, antes de manifestar su orgullo por haber visto «crecer y progresar a Entrena» en este tiempo. Pérez expresó sobre todo su satisfacción porque «Entrena es hoy más participativo». «Cada vez hay más asociaciones y la gente está más involucrada», aseguró.

Siguiendo con las emociones, en el pregón que leyeron los reyes de las fiestas (Leticia Martínez Padilla y Hugo Narro de Acevedo) tuvieron un recuerdo para Jesús García Corcuera, el que fuera párroco de la localidad entre 1983 y 1999 y que falleció a finales del pasado mayo.

El disparo del cohete aparcó la nostalgia y Entrena abrazó la algarabía. Los jóvenes se entregaron a volver a refrescarse con cava (alguno también acabó metido en la nueva fuente) y a dar vueltas a la plaza. Los mayores optaron por hincarle el diente a la degustación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos