Incertidumbre un año más ante la reivindicación de una Gaita mixta

S. S. J.CERVERA.

Con la llegada de las fiestas se reactiva el movimiento de las mujeres que quieren que La Gaita (danza típica de los festejos cerveranos) sea mixta.

El 14 de julio colgaron un escrito en las redes sociales dirigido a los actuales danzantes (tanto de Santa Ana como de San Gil). Les pedían poner punto y final a la tradición de que solo bailen jóvenes varones argumentando que discrimina, enfrenta y separa.

Hace cinco años varias chicas se unieron a la parte en la que los veteranos danzan el 27 de julio, Santanilla.

En el 2016 hubo un punto de inflexión cuando se dejó de tocar y mujeres de todas las edades y varios hombres las apoyaron. Los dulzaineros siguieron tocando y La Gaita continuó. En el 2017 los danzantes regularon la participación de las mujeres, al final del tramo el día de Santanilla. También bailaron en Sangilillo el 2 de septiembre y se produjo un enfrentamiento cuando paró el baile, con el pueblo dividido.

El 2018 puso a Cervera en el punto de mira con la llegada de varias televisiones nacionales. Las chicas bailaron aparte, al final de la comitiva, tanto el 27 de julio como el 2 de septiembre.

Sobre lo que ocurrirá este año por el momento sólo se puede hablar de incertidumbre.