«Lo más difícil es mantener el equilibrio y dominar el viento»

«Lo más difícil es mantener el equilibrio y dominar el viento»

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

El cerverano Miguel Ángel González tiene 38 años y lleva 21 formando parte de la comparsa de gigantes y cabezudos de las fiestas de Santa Ana en Cervera del Río Alhama. «Comencé por tradición familiar y me enganchó. Bailó mi abuelo, mi padre, mi hermano Alejandro lleva más años que yo y mis sobrinos también están en la comparsa» comenta.

Ayer bailaron frente a la parroquia y luego hicieron un recorrido por el pueblo. Hoy no faltarán a su cita en la misa de cofradía, a las 8.00 horas, en la procesión y después harán otra vuelta por el barrio de arriba que terminará en la travesía. «Hoy estamos siete personas para bailar seis gigantes y cinco para los cuatro cabezudos», explica Miguel Ángel.

Mañana saldrán a las 11 de la mañana y acudirán, como es costumbre, a la residencia de ancianos para finalizar otra vez en la carretera.

Miguel Ángel González Ruiz Comparsa de gigantes y cabezudos

«Lo más difícil de bailar gigantes es mantener el equilibrio y dominar el viento cuando sopla», termina este veterano de la comparsa cerverana.