Cervera controlará el comedor social ante los desajustes en el servicio

El Ayuntamiento argumenta la reducción de las ayudas de Servicios Sociales y las diferencias entre las comidas justificadas y las servidas

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

La alcaldesa de Cervera del Río Alhama, Estrella Santana, ha emitido un comunicado dirigido a los usuarios del servicio de comedor social de la Mancomunidad Alhama-Linares en el que informa sobre las medidas tomadas para solucionar la reducción de subvenciones y las deficiencias detectadas.

A partir de ahora los comensales deberán realizar el pago de los 4 o 5 euros en el Ayuntamiento en lugar de en el restaurante. Se podrán adquirir bonos para 10 comidas y de esta manera se llevará a cabo un control del servicio prestado. Si el usuario acude dos días a la semana o menos y no quiere adelantar los 40 o 50 euros puede comprar vales para una comida.

SERVICIO DE COMIDAS

uPromotor
Mancomunidad Alhama-Linares.
uAyuntamientos mancomunados
Cervera, Aguilar, Cornago, Grávalos, Igea, Navajún y Valdemadera.
uProblemas
Reducción de subvenciones de 143.000 euros en el 2017 a 117.400 en el 2018 y diferencias entre las comidas justificadas y las dadas.
uMedidas
El Ayuntamiento de Cervera anuncia un control particular mediante la venta de bonos por diez comidas y vales por una.

Si uno no puede acudir al Consistorio tiene la opción de contactar con Servicios Sociales (941 12 60 62) que le informarán sobre cómo hacerse con los bonos. Estos también se pueden retirar en la consulta de la asistente social (en Rincón de Olivedo los jueves).

Este control de las comidas servidas, según informa Santana, se debe por un lado a la reducción de las ayudas económicas para este servicio. En el 2018 la subvención de la Consejería de Servicios Sociales se recortó en el 18% (en el 2017 se recibieron 143.000 euros y en el 2018 117.400). De esta manera, cada municipio de la Mancomunidad debe asumir los sobrecostes generados. En el caso de Cervera el Consistorio tiene que abonar 16.391 euros por los excesos de las comidas del 2018.

Además, la alcaldesa asegura que desde los Servicios Sociales de la Mancomunidad «se han detectado diferencias importantes entre las comidas justificadas y las realmente dadas».