Cervera celebró la fiesta de la traída de agua en Clunia

Una cuadrilla celebrando ayer el día de Clunia. /Sanda Sáinz
Una cuadrilla celebrando ayer el día de Clunia. / Sanda Sáinz

Las cuadrillas acudieron ayer a las cercanías del yacimiento de Contrebia Leucade de Aguilar en una jornada campestre a orillas del río Alhama

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

Los cerveranos celebraron ayer el día de Clunia, una jornada campestre en la que se conmemora la traída de agua potable al municipio. Esta peculiar fiesta se lleva a cabo junto al río Alhama, en las inmediaciones del yacimiento arqueológico celtíbero de Contrebia Leucade, en Aguilar del Río Alhama.

Como cada año, las cuadrillas de amigos y familias se trasladaron al prado de Clunia para comer calderetes y otros guisos y asados en fuegos encendidos en la vega aguilareña amenizados por los gaiteros de Arnedo y Cervera. Hubo quienes alargaron la celebración hasta la tarde y también merendaron allí.

La novedad de este año fue el nuevo aparcamiento de visitas del yacimiento arqueológico. Debido a estas mejoras parte de los chiringuitos se instalaron cerca del centro de recepción de turistas, como es habitual, pero algunas atracciones infantiles lo hicieron al otro lado del río Alhama. Después de comer actuó La Orquestina en su ubicación de costumbre.

El Ayuntamiento de Cervera emitió una nota instando a los participantes a no encender hogueras dentro del recinto cercado, a recoger las basuras y a respetar el entorno natural. En este día, vecinos de toda la comarca del Alhama-Linares acompañan a los cerveranos. Se trata de una fecha especial en recuerdo del nuevo servicio de agua cuya canalización se inauguró el 11 de abril de 1909. El lugar acoge desde entonces esta conmemoración ya que allí estaba la toma de agua que luego se llevó al casco urbano de Cervera.