Más de un centenar de vecinos protestan por los recortes sanitarios en Ribafrecha

Vecinos concentrados a las puertas del consultorio médico de Ribafrecha, con carteles contra los recortes sanitarios. :: /Pilar Hidalgo
Vecinos concentrados a las puertas del consultorio médico de Ribafrecha, con carteles contra los recortes sanitarios. :: / Pilar Hidalgo

Desde ayer la atención médica que presta el único facultativo que asiste a la localidad se reduce a media jornada

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Más de un centenar de vecinos de Ribafrecha se concentraron ayer a las puertas del consultorio médico de la localidad para decir 'No a los recortes sanitarios'.

Éste fue uno de los lemas que se pudo leer en los carteles que portaron los troncheros, que llevaron a cabo esta protesta en el primer día en que entró en vigor la decisión de la Consejería de Salud de reducir la atención médica diaria en Ribafrecha a media jornada. «No es justo. Si pasa algo durante el tiempo en el que el doctor no está en el pueblo, ¿quién nos atiende?», se preguntaba una de las ciudadanas que secundó la protesta.

Salud comunicó hace unos días a los vecinos de Ribafrecha que desde ayer el único facultativo que pasa consulta en la localidad desarrollará la mitad de su jornada laboral en Villamediana, para reforzar la asistencia en este municipio. La Consejería que dirige María Martín sostiene que esta modificación «se prolongará únicamente hasta el mes de mayo, momento en el que finalizarán su formación los nuevos médicos residentes».

«Todo lo que se va, no vuelve», temía otra de las vecinas que participó en la protesta. «Cuando la responsable de Atención Primaria nos reunió para informarnos del recorte, le pedimos que nos confirmara que la medida es provisional y no lo hizo», recordó Marcos Stepanenko, lo que aviva la inquietud de los troncheros. «Además, que finalicen su formación los residentes no significa que se vayan a quedar en La Rioja, ya que si les ofrecen mejores condiciones en otras comunidades se pueden ir», agregó otra lugareña.

«Reclamamos que el horario de atención médica en Ribafrecha sea el de siempre, de 8 a 15 horas», insistió Stepanenko. Por eso, los vecinos avanzaron que continuarán concentrándose todos los lunes hasta que Salud dé marcha atrás en su decisión. «Nos sentimos desprotegidos porque el médico va a estar la mitad del tiempo en otro pueblo», completó el portavoz.

Manuel Ruiz de Ocenda, el doctor de Ribafrecha, llegó a media mañana desde Villamediana dispuesto a iniciar su servicio en Ribafrecha entre aplausos de los concentrados. El doctor dijo que el recorte «no deja de ser una complicación más, que intentaremos que no repercuta en la salud de la población».

Más