'La Carolina' sopla cincuenta velas en Leza

Panorámica de la cantera 'La Carolina', junto al municipio de Leza de Río Leza. :: c. f. p./
Panorámica de la cantera 'La Carolina', junto al municipio de Leza de Río Leza. :: c. f. p.

La primera cantera de calizas en La Rioja celebra el medio siglo desde su apertura

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

No resulta habitual que una actividad económica resista hasta el medio siglo de antigüedad, mucho menos en el sector de los áridos. Y, sin embargo, Canteras Fernández Pascual ha logrado esta proeza con 'La Carolina', la explotación de calizas que mantiene en Leza de Río Leza.

El sector tiene por costumbre poner el nombre de algún acontecimiento destacado que haya ocurrido en el año de apertura a la nueva explotación minera. Así ocurrió en 1968, cuando Jesús Fernández González (tristemente fallecido hace escasos días) vio nacer a su hija Carolina y se decidió a fundar una cantera a la que, siguiendo el citado hábito, bautizó como 'La Carolina'.

'La Carolina' supuso todo un hito en las explotaciones mineras en La Rioja, al ser la primera de calizas en la región. «Aquí había mucha gravera y todo el mundo explotaba esa piedra», contextualiza el gerente de Canteras Fernández Pascual, Antonio Alonso.

La explotación tomó el nombre de la hija de su fundador, Jesús Fernández, nacida en 1968

La empresa ha buscado otras salidas al carbonato cálcico con su uso en la agricultura y la alimentación animal

Jesús Fernández González apostó por innovar y «desligarse de lo que había». Sabía que las calizas resultaban fundamentales para la construcción de carreteras o de escolleras. «Se utilizaba la piedra macadán y aquí no había nadie que la extrajera, por lo que se decidió a dar el paso para diferenciarse de la competencia», abunda Alonso.

Jesús Fernández González conocía bien el sector. Su abuelo, Francisco Fernández, había comenzado hace más de un siglo a extraer áridos. Vino de El Redal y empezó a sacar arenas de la zona donde ahora se encuentra el frontón Adarraga, en Logroño.

Inyección económica

La apertura de 'La Carolina' proporcionó una actividad económica a la pequeña localidad de Leza de Río Leza. «En los inicios, los trabajadores eran del pueblo; por lo que tuvo que ayudar a contener la despoblación del medio rural», valora el gerente de Canteras Fernández Pascual.

La instalación de la misma también ha supuesto una inyección económica para las arcas municipales. Así, Alonso destaca que «la relación con Leza siempre ha sido muy buena». «Aunque una cantera no es lo que quieras tener en tu pueblo, el beneficio es mutuo», sostiene. No en vano, con motivo del 50 aniversario de 'La Carolina', la empresa celebró en el municipio un sencillo acto de conmemoración, que coincidió con sus fiestas de San Martín.

La cantera de Leza vive ahora una nueva etapa. Tras los años de crisis en la construcción, la actividad ha buscado nuevas salidas al carbonato cálcico y las ha encontrado en la alimentación animal y la agricultura. También han situado una planta en Leza para micronizar el material. «Ya no dependemos sólo de la producción», concluye el gerente.

 

Fotos

Vídeos