Caridad Grande

La Ermita de Lomos de Orios recibió a cientos de visitantes para celebrar una de las tradiciones más emotivas del verano