Viaje solidario a Marruecos

Integrantes de los scouts calagurritanos con otros voluntarios y los niños de Ait Aissa (Marruecos). :: l.r./
Integrantes de los scouts calagurritanos con otros voluntarios y los niños de Ait Aissa (Marruecos). :: l.r.

Ocho scouts de Calahorra colaboraron con una asociación de Ait Aissa

SANDA SAINZ

Ocho miembros del Grupo Scout Nuestra Señora de Guadalupe Nº 50 de Calahorra viajaron a Ait Aissa (Marruecos), donde colaboraron con la Asociación Felicidad Sin Fronteras. Estuvieron durante 15 días, del 21 de julio al 4 de agosto.

«Allí trabajamos en tres proyectos diferentes. Uno, lúdico con los niños del pueblo y alrededores; otro, de construcción de un parque infantil; y un tercero, de pintura, que trataba la rehabilitación de las aulas del colegio del lugar», explica Ana García Rabanera, 'clan' del grupo scout e integrante de la expedición.

«Ninguno queríamos volver. La tarea que allí estábamos realizando nos llenaba mucho como personas. Saber que gracias a unos neumáticos viejos podrían jugar los niños en un parque o que gracias a nosotros las mañanas de verano las pasaban juntos y jugando, cantando y riendo, en lugar de trabajando o que al año siguiente las aulas ya dejarían de oler a humo, porque la única estufa de la clase es su sistema de calefacción, durante los duros meses de invierno... Aquello nos hizo empezar a ver el mundo desde otro punto de vista», relata Ana.

Además, los ocho participantes en este viaje solidario realizaron tres excursiones a un bosque de cedros, al desierto y a un hammam (lugar de baño árabe tradicional).

Esta experiencia es fruto de los valores que se inculcan en los scouts y se realiza por el esfuerzo de los 'educandos ' para poder cumplir con su proyecto de fin de 'ronda solar'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos