«Fueron unos vecinos quienes nos avisaron de que había fuego»

Estado en el que quedó la bajera y la fachada del inmueble. :: i. á. /
Estado en el que quedó la bajera y la fachada del inmueble. :: i. á.

El incendio de la bajera de la calle San Millán afectó al primer y segundo piso del inmueble

I. ÁLVAREZ

calahorra. «Eran las nueve de la noche y estábamos viendo la televisión. Fueron unos vecinos quienes nos avisaron de que había fuego. Algunos salieron de sus casas, dejando las puertas abiertas», relata Paola, una de las vecinas del bloque de viviendas de la calle San Millán de Calahorra que tuvo que desalojar, el miércoles por la noche, la Policía Local como consecuencia del incendio de una bajera. Ya en la calle, «se oía alguna explosión, creo que del coche que estaba dentro», continua Paola, que asegura que, a excepción del momento en el que nos avisaron que había un incendio, «estuvimos tranquilos».

Una vez en la calle, «a los cinco minutos llegaron los bomberos» -recuerda- y comenzaron con las labores de extinción». A las 10 de la noche el fuego estaba ya controlado y «a las once y media de la noche nos dijeron que ya podíamos volver a nuestras casas y que hiciésemos vida normal», añade Paola. Afortunadamente, y a pesar de lo aparatoso del incendio, su vivienda no quedó afectada. «Tan sólo olía a humo en la cocina», explica. No obstante, según SOS Rioja, se vieron afectados el primer y segundo piso y uno de los domicilios del primer piso quedó sin agua, electricidad y gas.

 

Fotos

Vídeos