Los romanos regresan a Calagurris

Arco del triunfo por el que se accede al mercado romano situado al principio de la calle Mártires. :: i.á. /
Arco del triunfo por el que se accede al mercado romano situado al principio de la calle Mártires. :: i.á.

La asociación Paso Viviente celebra durante el fin de semana el 25 aniversario de Mercafórum

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Las tropas se acercan ya a Calagurris. Después de la batalla están ansiosas por disfrutar de la gran fiesta que la ciudad les ha preparado. Dos días de mercado, que les harán disfrutar de la música, la danza, la gastronomía, la artesanía y el teatro. Mercafórum ha vuelto este fin de semana a Calahorra para recordar el pasado romano de la ciudad bimilenaria.

Son ya 25 años los que el Grupo Paso Viviente recorre el túnel del tiempo y por arte de magia convierte Calahorra en un municipio romano. Un cuarto de siglo en el que nunca han faltado a la cita, a pesar de la lluvia, el frío y las dificultades económicas que tuvieron que soportar hace unos años por el recorte de las subvenciones.

Mercafórum regresa hoy a las calles Mártires, Grande, Cavas, Coliseo y a la plaza del Raso. Y lo hace con todo ese impresionante conjunto de estructuras que recrean la Calagurris romana de hace 2.000 años. No faltan los templos, los mosaicos, las estatuas, el barco o el arco del triunfo que atravesarán hoy las tropas en la inauguración del mercado.

El desfile inaugural está previsto a las 13 horas y contará con grupos de recreación histórica

La cita está prevista a la una del mediodía. Junto a los soldados de la Legión VI Victrix desfilarán las bailarinas de Paso Viviente, el grupo Cohors Primera Gállica, el Grupo Guerras Cántabras, la Asociación Ciudad de Livia, la Asociación Cultural Dios Baco, La Calle 2000, el grupo scout Nuestra Señora de Guadalupe y miembros del centro ecuestre Valroyuelo.

La primera jornada del mercado ofrecerá además exhibiciones de aves rapaces, luchas de gladiadores, animación de calle, la representación de la obra teatral Quintiliano y una queimada.

60 artesanos

El mercado romano cuenta con más de 60 artesanos, distribuidos entre las calles Mártires, Grande y Coliseo. Allí se han instalado puestos de esencias, hierbas medicinales, jabones, artículos de cuero, orfebrería, dulces, embutidos y otro tipo de productos que se trabajan con las manos. Para reponer fuerzas hay dos tabernas. En la primera se pueden degustar setas a la plancha y en la segunda, choricillo asado.

Con todo este menú ya se puede disfrutar hasta mañana domingo de todos los encantos de un nuevo Mercafórum.

Más