El PSOE plantea que las calles Gallarza y Bebricio se conviertan en bulevar

Elisa Garrido. /Isabel Álvarez
Elisa Garrido. / Isabel Álvarez

La propuesta contempla la ampliación de aceras con la eliminación de aparcamientos y la mejora de la accesibilidad para los peatones

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

La portavoz del PSOE en Calahorra y candidata a la Alcaldía, Elisa Garrido, presentó ayer una iniciativa urbanística encaminada a «modernizar» la zona centro de la ciudad. La propuesta, que los socialistas han contemplado en distintos programas electorales, se centra en las calles General Gallarza y Bebricio con el objetivo de transformarlas en un «bulevar». Para ello, Garrido plantea una «ampliación de las aceras, la mejora de la accesibilidad y seguridad» conforme a una «imagen más amable, más moderna y con más espacio para peatones».

El proyecto que dio a conocer ayer Elisa Garrido apuesta por la eliminación de una de las líneas de aparcamiento tanto de Gallarza como de Bebricio, permitiendo «ganar entre 1,60 y 2 metros de aceras en las calles». Además, tanto en intersecciones y en zonas concretas, como la acera entre Paletilla y el Mercadal, propone eliminar aparcamientos a ambos lados para ampliar hasta cuatro metros la acera actual y evitar así «atascos de personas».

La eliminación de estas plazas de estacionamiento, que según dijo Garrido ascenderían a 75, se vería compensada con el parking subterráneo que el PSOE defiende construir en el solar del antiguo cuartel de la Guardia Civil, dejando la superficie de la parcela como zona verde.

De otro lado, la apuesta por la accesibilidad y la seguridad se traduce en una calle con aceras y zona de trafico a la misma altura, el aumento de los pasos de peatones con señalización e iluminación y el soterramiento de los contenedores de basura.

Para conseguir en ambas calles un aspecto de paseo, Garrido explicó que a la ampliación de las aceras se sumaría la colocación de arbolado, bancos y fuentes. «En definitiva, se trata de dar un giro total al centro de Calahorra trayéndolo al siglo XXI», sentenció.