De obras por el casco antiguo

Muro de contención que se está construyendo en 'Murallas'. :: i.á./
Muro de contención que se está construyendo en 'Murallas'. :: i.á.

El Consistorio prevé terminar antes de final de año las actuaciones en la plaza de la Verdura, la calle Murallas y Carramiñana

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Las tres intervenciones urbanísticas, dos de ellas por procedimiento de urgencia, que está ejecutando el Ayuntamiento de Calahorra en el casco antiguo de la ciudad concluirán durante el último trimestre de este año. Las tres actuaciones que convergen en los últimos meses en la zona histórica calagurritana se centran en la plaza de la Verdura y la calle Portillo de la Plaza, donde se está realizando la urbanización de estos espacios; en la calle Murallas, con la construcción de un muro de contención, y en la Casa Carramiñana, que tras la reforma que se está llevando a cabo quedará como oficina municipal para la gestión de servicios relacionados con el casco antiguo.

El estado de ejecución de los tres proyectos se encuentra bastante avanzado. En el caso de la urbanización de la plaza de la Verdura, que según fuentes consultadas en el Ayuntamiento concluirá previsiblemente a «finales de noviembre», los trabajos se centran estos días en la colocación de las instalaciones de las redes de suministros.

La mejora urbanística de esta plaza y de la calle Portillo de La Plaza costará 317.780 euros, a los que habrá que sumar los 400.000 euros invertidos en las obras de consolidación de este entorno (a través de pilotes) después de que el pavimento se hundiese con motivo de las nieves de principios de año.

La urbanización de la plaza de la Verdura y la reforma de la Casa Carramiñana concluirán en noviembreEl muro de contención de la calle Murallas se encuentra «prácticamente finalizado»

Las obras de construcción del muro de contención de la calle Murallas, en el entorno del yacimiento del Sequeral, terminarán probablemente a finales del próximo mes de octubre. Según el Ayuntamiento, el muro de contención, que evitará que se produzcan desprendimientos como los que ocurrieron el pasado mes de junio, «está prácticamente finalizado». Una vez esté listo se dará paso «a un derribo y después, a la sujeción de las ruinas», se precisa desde el Consistorio.

A esta actuación, que comenzó a principios del pasado mes de agosto, se destinarán 180.000 euros. Además de la construcción del muro de contención, el proyecto prevé paliar el desnivel existente.

Nueva oficina municipal

Por último, el Ayuntamiento prevé que la reforma de la Casa Carramiñana, en la calle San Andrés, esté lista para finales de noviembre. En este edificio la Administración local invierte 167.342 euros para habilitar una nueva oficina municipal, en la que se presten diferentes servicios relacionados con el casco antiguo.

El inmueble se está reformando para acoger una oficina técnica, una ciberteca, un espacio 'coworking' (oficina de trabajo para emprendedores y nuevos autónomos) y el fondo fotográfico donado por la familia Bella.

El proyecto diseñado para dotar de estos servicios a la Casa de Carramiñana, del siglo XVI, contempla para la planta baja la ciberteca, el puesto de la Oficina de Atención al Ciudadano, un departamento de Servicios Sociales y una sala de espera. Las fotografías del Fondo Bella quedarán expuestas en la primera planta, donde habrá además un baño adaptado, vestíbulo y almacén. Por último, la tercera planta acogerá la zona 'coworking', un despacho-archivo y una oficina dedicada exclusivamente al desarrollo de la EDUSI 'Calahorra, dos milenios de futuro'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos