Marea Blanca denuncia cobros irregulares por parte del gerente y la directora de Recursos Humanos del Hospital de Calahorra

Hospital de Calahorra./Isabel Álvarez
Hospital de Calahorra. / Isabel Álvarez

La plataforma afea además a ambos por «imputar» al centro comidas de cafetería «a las que no tenían derecho

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

La plataforma Marea Blanca Rioja ha denunciado ante el patronato de la Fundación Hospital de Calahorra y la Consejería de Salud la comisión de «graves irregularidades» en las retribuciones que perciben el gerente del hospital comarcal, Juan Manuel Pacheco, y la directora de Recursos Humanos de este centro. Según expone Marea Blanca Rioja en una nota de prensa, ambos directivos han estado percibiendo 'trienios' «sin aparente base legal que sustente dicho cobro», además de «imputar al hospital el coste de comidas a las que no tenían derecho» durante los años 2018 y 2019.

En relación a la cuestión de los 'trienios' (complemento retributivo que satisface la antigüedad trianual en el desempeño de sus funciones), la plataforma explica que la relación laboral del personal directivo de 'alto cargo' de la Fundación Hospital de Calahorra no se regula por el convenio colectivo de trabajo de aplicación a la plantilla, sino «exclusivamente por el propio contrato individual de trabajo de alta dirección suscrito con la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja». Es por ello que «no puede cobrar antigüedad, salvo por los trienios que ya tuvieran antes reconocidos como funcionarios», sostiene en el comunicado. En el caso del gerente y la directora de Recursos Humanos Marea Blanca asegura, que de la documentación que han recabado, se desprende ninguno de los dos «tenía experiencia previa alguna como funcionarios en ninguna administración pública». Por tanto, es «imposible que hayan llegado a la Fundación Hospital de Calahorra con trienios previamente reconocidos como funcionarios», afirman.

Salud defiende al gerente y a la directora de Recursos Humanos del Hospital de Calahorra

Desde el Gobierno de La Rioja se han realizado varias consideraciones a la denuncia realizada esta mañana por Marea Blanca Rioja sobre cobros irregulares por parte del gerente y la directora de Recursos Humanos del hospital calagurritano. En primer lugar, el Ejecutivo regional precisa que los cargos directivos de este centro «se regulan a través de una relación laboral de carácter especial y, en concreto, la correspondiente a la del personal de Alta Dirección, según contempla el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 2.1». Por otra parte, el Ejecutivo regional asegura que ambos directivos «han dado pruebas suficientes de su experiencia como personal contratado en otras Administraciones Públicas, siendo las condiciones retributivas ajustadas». Asimismo, señala que las retribuciones del gerente «aparecen publicadas en el portal de transparencia de la Fundación Hospital de Calahorra» y que los salarios netos mensuales de los dos directivos son «ajustados al conjunto del sistema nacional de salud, ocupando el puesto 49 y 68 respectivamente de las retribuciones de los profesionales» del Hospital de Calahorra.

Por último, desmienten que la directora de Recursos Humanos fuese propuesta por el gerente como se cuestionaba en la nota de Marea Blanca. Muy al contrario afirman que «fue seleccionada a través de un proceso de selección publicado en el BOR y de cuya mesa de selección no formó parte el director-gerente».

En relación a las comidas, se indica que «en todo momento en la Fundación Hospital de Calahorra se cumple con la normativa vigente, y se procede de la misma manera que en los hospitales del Sistema Nacional de Salud con directivos, mandos intermedios u otros profesionales».

Por otro lado, la plataforma denuncia también que tanto el gerente como la directora de Recursos Humanos «han venido enriqueciéndose al obtener comidas dispensadas por el hospital a través de su servicio de cafetería» entre los años 2018 y 2019. En este sentido, se apunta desde Marea Blanca que el convenio colectivo vigente reconoce a los trabajadores que presten servicios de doce o más horas seguidas el derecho a comida o cena como contraprestación laboral. Todo ello controlado mediante una hoja de firmas diaria (que ha aportado la plataforma con la nota de prensa) que «es controlada rigorosamente», sostiene Marea Blanca en la nota de prensa. Sin embargo, el colectivo sanitario denuncia que el actual gerente «ordenó modificar el formato de las hojas diarias de control de firmas», al objeto de «incluir los espacios precisos para el personal de dirección-gerencia». «Desde entonces y de esa forma, al menos durante los años 2018 y 2019, en múltiples ocasiones, tanto el director-gerente como la directora de Recursos Humanos han cargado a las arcas de hospital sus menús sin tener previo derecho legal o contractual a ello», ponen de manifiesto. Los dos directivos «se lucraron a costa del erario público al imputar al hospital el coste de comidas a las que no tenían derecho, ahorrándose así los 4,86 euros del menú, pese a sus elevados emolumentos (en el caso del director-gerente más de 5.000 euros mensuales)», cuestiona Marea Blanca, que exige a la Consejería de Salud que «adopte las medidas disciplinarias pertinentes, siendo la primera de ellas el cese inmediato del gerente y personas que hayan incurrido en sus mismas conductas». Asimismo, reclama que obligue al reintegro a las arcas públicas de «cuantas cantidades haya percibido el personal laboral de alta dirección de forma ilegal y sin base contractual para su cobro».