«Tenemos un lema: ¿para qué inventar algo cuando ya está ahí?»

Tomás y Maite. :/Sanda Sáinz
Tomás y Maite. : / Sanda Sáinz

Un vídeo de boda de Tomás Cristóbal, ganador de los Premios Andalucía de la Imagen 2019 de la asociación AFIAN

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

Tomás Cristóbal y Maite Blanco competían en los Premios Andalucía de la Imagen 2019 con cinco nominaciones en la categoría de vídeos de boda (de diez finalistas) y con uno de ellos 'Beti aurrera, beti bai - Axier eta Lide' ganaron este certamen organizado por la Asociación de Fotógrafos y Videógrafos de Andalucía.

-¿Qué destacarían de estos premios?

-(Tomás) La gente que se presenta tiene mucha confianza en su trabajo y por eso el nivel es bastante alto.

-Llevan unos años fructíferos en cuanto a galardones ¿les caben ya en las estanterías?

-(Maite) Se están acumulando ya las nominaciones y trofeos y todavía este año está por ver lo que podemos conseguir.

(T.) En el 2019 hemos recibido el premio al mejor videógrafo por la Federación Española de Profesionales de Fotografía y Vídeo correspondiente al 2018 en el apartado de boda. También tuvimos dos nominaciones a los Goya de fotografía y vídeo y ocho obras premiadas a nivel internacional. Y esperamos optar por segunda vez a la Lente de Oro de Inspiration Photographer.

-¿Siempre en categoría de vídeos?

-(T.) Sí, comenzamos a presentarnos a concursos a principios del 2016 y es donde destacamos con unos resultados muy buenos. Salir nominados por el sector profesional es la mejor recompensa. Luego llegan los premios

-¿Qué será lo próximo?

-(M.) Vamos a presentar trabajos para las calificaciones del FEPFI (es una valoración para mejorar). De ahí sale otro concurso al mejor videógrafo del año, que será el siguiente al que vamos a enviar.

-¿Qué destacan de sus creaciones?

-(M.) La naturalidad, no forzamos nada, grabamos lo que sucede y dejamos a los novios ser ellos. Sin perder de vista lo que es una boda aportamos la historia de la pareja combinándola de tal forma que el hilo narrativo haga de esa película algo único y no una boda más.

-¿Cuándo comienza el trabajo?

-(M.) Dos meses antes nos mandan la información. Con estos datos y las entrevistas previas damos forma al enfoque de la historia. Luego en la boda grabamos lo que surge. Tenemos un lema: ¿para qué inventar algo cuando ya está ahí?. Así que intentamos no intervenir. Luego queda una parte dura, la edición, de la que se encarga Tomás.

-(T.) Todo es importante y si no tienes buen material previo poco puedes hacer en la edición, en la que se encajan las piezas del puzzle. Juego con diferentes estructuras narrativas para que no resulte lineal. Algo que llama la atención es el anacronismo, vamos dando saltos temporales para que la historia emocione al espectador. Tenemos en consideración que cada boda y cada persona es diferente.

-¿Cuánto duran los vídeos?

-(T.) Solemos hacer un resumen de 5 minutos y el vídeo largo intentamos que dure entre 20 y 30 minutos, pero nos concedemos un margen de 10 minutos más si consideramos que hay algo importante que plasmar.