Jesucristo, iluminado por las antorchas