El hospital de Calahorra aumentó las intervenciones un 2%, con una lista de espera de 33 días

I.Á. CALAHORRA.

Una de cada cuatro primeras consultas que atienden los profesionales de la Fundación Hospital de Calahorra ya se considera de 'alta resolución', es decir, consultas que ofrecen al paciente un diagnóstico rápido y eficaz de su problema de salud en un mismo acto asistencial ambulatorio y en el menor tiempo posible. Así se desprende del informe asistencial del centro riojabajeño correspondiente al año 2018, y en el que se observa cómo de las 54.205 primeras consultas atendidas en el hospital de La Rioja Baja el pasado año, 11.878, el 25,6%, se correspondieron con esta modalidad asistencial. Supone además un aumento del 10% de este tipo de consultas en un solo año.

De otro lado, según información facilitada por la Consejería de Salud en una nota de prensa, el número de consultas totales (primeras y sucesivas) también se ha visto incrementado, pasando de las 113.898 del 2017 a las 119.145 del 2018, es decir, 5.247 más en el último año.

Respecto a la actividad quirúrgica, la Fundación Hospital de Calahorra contabilizó el año pasado 4.435 intervenciones, casi el 2% más. En relación con la demora quirúrgica, la espera media de los pacientes pendientes de intervención quirúrgica se situó a lo largo del 2018 en 33 días.

Además, se contabilizaron 422 alumbramientos, 81 por cesáreas, el 30% menos que el año pasado. También es significativo que el año pasado se asistió en el centro un parto gemelar, hecho que no se produjo en el 2017.

De otro lado, las atenciones en el servicio de Urgencias han aumentado un 2,48%, y se han situado en 22.599. En lo referente a las hospitalizaciones, la Fundación ha atendido en el último año 25.154 estancias totales, 8.476 de hospitalización a domicilio y 16.678 en planta.