La Fundación Hospital de Calahorra, premiada por su trabajo en Insuficiencia Cardiaca en las Jornadas Nacionales de Enfermería

La Fundación Hospital de Calahorra, premiada por su trabajo en Insuficiencia Cardiaca en las Jornadas Nacionales de Enfermería

Se trata de un proyecto, premiado en las Jornadas Nacionales de Enfermería e impulsado por las enfermeras del centro, que pretende reducir los reingresos de estos pacientes, así como mejorar su calidad de vida

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

La Fundación Hospital de Calahorra ha sido premiada, en las 30ª Jornadas Nacionales de Enfermeras Gestoras celebradas en Las Palmas de Gran Canaria, por su propuesta de Gestión de Enfermería en el control del paciente con Insuficiencia Cardiaca (IC). Este servicio, que ya está operativo, está siendo desarrollado por la directora de Enfermería, Sylvia Vaquero; la coordinadora de Enfermería de Consultas Externas, Cristina Pascual; y las enfermeras de Cardiología Sara Mazo, Cristina Martínez-Losa, María Puy Escobar y María Campo.

El trabajo se centra en el control del paciente con insuficiencia cardiaca con el objetivo de reducir la mortalidad y la hospitalización; mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen esta patología; reducir los costes asociados; asegurar el cumplimiento de las prescripciones; y promover el autocuidado. El mal cumplimiento del tratamiento y un retraso en la asistencia sanitaria debido a la falta de capacidad del paciente y de su entorno para detectar descompensaciones de manera precoz, hace que el 18% de los pacientes con insuficiencia cardiaca reingresen antes de los seis meses del alta.

La Fundación Hospital de Calahorra está realizando la captación del paciente desde distintas vías: Urgencias, donde el paciente acude por descompensación; desde Hospitalización tras el alta; o desde Atención Primaria, donde el médico se pone en contacto con el equipo de cardiología. Tras la captación, la misión es realizar una valoración inicial de Enfermería recopilando datos antropométricos y cardiovasculares; historia clínica; signos y síntomas de descompensación, entre otros aspectos, así como proporcionar unos conocimientos iniciales sobre los signos y síntomas de alarma.

A continuación se hacen controles presenciales y telefónicos, con valoración de signos de descompensación, mientras el paciente lo precise. En las visitas presenciales se va a instruir sobre aspectos como dieta, medicación, realización de ejercicio, ajuste de tratamiento diurético e identificación de signos y síntomas de descompensación. Además, semanalmente y en régimen ambulatorio, se administrará tratamiento intravenoso (hierro, diuréticos, inotrópicos…) buscando un mayor control clínico del paciente.

El resultado esperado tras la puesta en marcha de este proyecto es que el control periódico de enfermería, la formación del paciente, la coordinación entre niveles asistenciales y la evaluación multidisciplinar, supongan una rehabilitación integral del paciente, favorezca su autocuidado, disminuya los reingresos y mejore la calidad de vida de los pacientes.

El mismo sistema, que ya ha sido desarrollado en 25 centros sanitarios del país, ha logrado reducir un 85% de los ingresos y un 73% de las visitas a Urgencias de pacientes con insuficiencia cardiaca.