LA EDUCACIÓN, PIEZA CLAVE

SANDA SAINZ - REFLEXIONES

Hoy se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (conocido como Día Internacional contra la Violencia de Género). Los medios de comunicación han mostrado durante toda la semana datos, estadísticas, análisis de la situación de un problema considerado actualmente una de las principales lacras de la humanidad. Algo en lo que todos coinciden que una sociedad que se considera civilizada no puede ni debe permitir.

El día 19 de noviembre se conmemoró el Día Mundial para la Prevención del Abuso contra Niñas, Niños y Adolescentes, una fecha que ha pasado más desapercibida a pesar de su enorme importancia. Violencia de género, abuso infantil... vamos de reivindicación en reivindicación y esto refleja la evolución negativa hacia una deshumanización y lleva a una reflexión general, a una defensa de los valores y el respeto por los demás, independientemente de su edad, sexo, procedencia y condición. No deberíamos hablar de igualdad entre sexos (porque al hacerlo diferenciamos) sino de igualdad entre personas.

Hace unos días el experto en educación infantil, psicólogo y ex-defensor del menor en la Comunidad de Madrid Javier Urra ofreció una charla en el cine Avenida de Rincón de Soto en la que vaticinaba que la violencia machista va a ir a más por la sobreprotección de los padres con los hijos. Los chavales no tienen normas ni límites y cuando llega el momento de su vida en el que se les pone freno o se les intenta parar o decir a algo que no puede surge la violencia. También decía que la sobreprotección provoca que los niños no sepan defenderse ni cómo actuar ante un tema de acoso escolar.

Está muy bien y resulta necesario manifestarse, reivindicar un cambio de situación, que la sociedad y los dirigentes tomen nota, que la gente se conciencie de que esto no puede seguir así y que surjan colectivos asamblearios como 'Café feminista' en Calahorra, endurecer las penas y que leyes y castigos estén acordes con el daño causado. Pero el problema, como en otras situaciones de la vida, se debe resolver desde la base, haciendo especial hincapié en la educación de los niños y adolescentes en casa y en los centros escolares. Ellos son la pieza clave.

 

Fotos

Vídeos