Devotos de la 'reina de la ribera'

El obispo Carlos Escribano, en Calahorra. :: s.s.j./
El obispo Carlos Escribano, en Calahorra. :: s.s.j.

Calahorra celebró ayer la festividad de la patrona, la Virgen del Carmen

SANDA SAINZ

El constante ir y venir de los devotos, desde el casco urbano de Calahorra hasta el santuario de la Virgen del Carmen, muchos de ellos andando, ha demostrado un año más el fervor que los ciudadanos tienen a la 'Reina de la Ribera'.

Ayer se celebró la festividad de esta virgen. Por la mañana se ofrecieron seis horarios de misas y por la tarde, rosario y misa. En este último caso, cantada por el Orfeón Calagurritano D. Pedro Gutiérrez y la Agrupación Calagurritana de Pulso y Púa. La ceremonia estuvo presidida por el obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, Carlos Escribano, y contó con la asistencia de parte de la corporación municipal y numerosas personas que llenaban el templo. Al finalizar, los fieles acompañaron a la Virgen del Carmen en la procesión por los alrededores del santuario y una vez de regreso se cantó la salve popular.

Actos religiosos desde el día 1

Ayer lunes se celebró la fiesta principal pero los actos religiosos se llevan a cabo durante todo el mes de julio. Así, hay misas los días laborables a las 7, 8 y 9 horas. Lo sábados, además de este horario se añade el de las 20. El domingo 1 de julio hubo celebraciones eucarísticas a las 7, 8.30, 10 y 12 y se repetirán los domingos 22 y 29.

El recinto religioso acogió la novena, del 7 al 15 de este mes de julio, con tres misas por la mañana y rosario y misa con predicación por la tarde. El predicador fue Ernesto Gracia Ferrer.

El domingo tuvo lugar la Carmenada y misa, con bendición y presentación de los niños a la virgen, y cánticos a cargo de la Coral Polifónica Nassica Iulia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos