El comité de empresa de la Fundación Hospital de Calahorra denuncia falta de «planificación» para las obras de las Urgencias

El comité de empresa de la Fundación Hospital de Calahorra denuncia falta de «planificación» para las obras de las Urgencias

Critica también la «infradotación presupuestaria» del centro

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

El comité de empresa de la Fundación Hospital de Calahorra continúa con sus reivindicaciones sobre el funcionamiento y plantilla estructural del centro, como así ha manifestado esta mañana en una rueda de prensa en la que ha denunciado principalmente una «infradotación presupuestaria» del centro y la falta de planificación en las obras para la ampliación de la zona de Urgencias. El presidente del comité, Suso Junquera, se ha referido en primer lugar a la merma del presupuesto del hospital durante los últimos ocho años. En concreto, ha explicado que si bien en el año 2010 la Consejería de Salud le asignó un presupuesto de 35,5 millones de euros, esta cantidad fue disminuyendo en los siguientes ejercicios, hasta alcanzar su cota más baja en los años 2015 y 2016 con 28,6 millones de euros. Actualmente, la partida presupuestaria es de 31,8 millones de euros, 3,7 millones de euros menos que la de hace ocho años.

El presidente del comité de empresa ha denunciado también que la cartera de servicios está «mermando» por dos motivos. En primer lugar, porque desde la Consejería de Salud se está «coartando la actividad profesional propia de un hospital de nuestras características» y en segundo lugar, porque se está «entorpeciendo la organización hospitalaria y la debida coordinación con el Hospital San Pedro». Pero es que, además, «sin recursos financieros suficientes y viendo cómo intentan empequeñecer nuestros servicios, la Fundación Hospital de Calahorra no puede tampoco competir en la captación de profesionales con otros servicios regionales de salud, simplemente porque nuestra forma fundacional lo impide», ha precisado. En este punto Suso Junquera ha defendido la Proposición de Ley tramitada en junio del 2018 en el Parlamento Riojano para la integración directa del hospital calagurritano en el Servicio Riojano de Salud como «solución al problema». Sin embargo, el Gobierno de La Rioja «lo ha impedido mediante la práctica del filibusterismo parlamentario, zafios ardides y retrasos continuados».

Por otro lado, los representantes de los trabajadores han cuestionado la obra de ampliación del servicio de Urgencias anunciada en el mes de marzo por la consejera de Salud, María Martín. Una actuación que, según ha señalado Junquera, se presentó ante los medios de comunicación sin que «ningún profesional» del hospital tuviese conocimiento de ella y con un «plano que no tenía acotaciones siquiera». El presidente del comité ha continuado diciendo que «una semana después de este anuncio» se convocó una comisión de obras con media docena de profesionales, en la que se diseñaron la nuevas Urgencias «a mano alzada» y «sobre una pizarra», ha dicho Junquera, mostrando fotografías de ese diseño en el citado soporte. «No tienen ninguna planificación estratégica», ha subrayado para después explicar que el único trámite que se había hecho hasta ahora para la ampliación de las Urgencias fue la elaboración de un plan funcional y de espacios en el año 2018, con un gasto de 16.940 euros, que «fue desechado por la Consejería de Salud».

De otro lado, ha asegurado que el terreno propuesto por Salud para ampliar las Urgencias (un espacio ajardinado junto a las actuales instalaciones) carece de «cimentación», lo que supone un obstáculo para la realización de las obras. Igualmente ha incidido en que «a estas alturas de la película nadie se había preocupado por indagar las condiciones técnicas del edificio, como las instalaciones, conducciones…». «Por no hablar de la imprevisión absoluta sobre cómo hacer las obras anunciadas con la gente 'dentro', es decir manteniendo la actividad», ha añadido. Es por ello que el presidente del comité ha manifestado que el hospital de Calahorra necesita de «una urgencia hospitalaria moderna y de verdad», en lugar de las dependencias actuales que corresponden a las de «un centro de salud reconvertidas, sin unidad de observación».

Por último ha puesto en evidencia la falta de inversiones al señalar que de los dos arcos de radiología en quirófano sólo ha estado funcionando uno de ellos «descatalogado por obsoleto» y que recientemente tuvo que ser reparado, lo que obligó a «suspender la actividad». Junquera ha proseguido explicando que la pasada semana el hospital recibió un «'nuevo equipo'» de segunda mano, «traído desde Holanda con más de 10 años de uso». Y es que, «en Holanda los retiran obligatoriamente al cumplir ese ciclo de utilización, pero se ve que para Calahorra vale», ha criticado. En definitiva, La Rioja Baja «necesita una Urgencia moderna, adecuadamente dimensionada, con una UCI y más plantilla estructural», ha concluido.