Comienzan las obras para convertir la Casa Carramiñana en oficina municipal

Edificio, al fondo, de la Casa de Carramiñana, en donde ya han comenzado las obras de adaptación. :: i.á. /
Edificio, al fondo, de la Casa de Carramiñana, en donde ya han comenzado las obras de adaptación. :: i.á.

El edificio dará servicio a los vecinos del casco antiguo, acogerá el Fondo Bella, un espacio 'coworking' y servirá para pilotar la Edusi

I. ÁLVAREZ

La Casa de Carramiñana, situada en el número 37 de la calle San Andrés, se prepara para reconvertirse en una nueva oficina municipal que dé servicio a los vecinos del casco antiguo de Calahorra y a su vez sirva como espacio multifuncional. En los últimos días han comenzado parte de las obras que darán a lugar a este proyecto, con el que se pretende dotar al inmueble de una oficina técnica, una ciberteca, un espacio 'coworking' (oficina de trabajo para emprendedores y nuevos autónomos) y el fondo fotográfico donado por la familia Bella.

El proyecto diseñado para dotar de estos servicios a la Casa de Carramiñana, una construcción palaciega del siglo XVI de tres plantas, contempla para la planta baja la zona de ciberteca, el puesto de la Oficina de Atención a la Ciudad, un departamento de Servicios Sociales y una sala de espera.

Las fotografías del Fondo Bella quedarán expuestas en la primera planta, donde habrá además un baño adaptado a personas con movilidad reducida, el vestíbulo y el almacén. Por último, la tercera planta acogerá la zona 'coworking' con una sala de reuniones, un despacho-archivo y una oficina dedicada exclusivamente al desarrollo de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi) para el casco antiguo 'Calahorra, dos milenios de futuro'.

Los trabajos que se acaban de iniciar corresponden a los dos primeros lotes de obras que se adjudicaron. Es decir, a la reforma de la instalación eléctrica y a la colocación del ascensor.

El resto de las obras, que están en proceso de adjudicación, contemplan la instalación de una plataforma elevadora; mamparas de vidrio y cancela; trabajos de albañilería y adaptación de aseos y obras en la fachada.

Estos trabajos se licitaron primeramente por lotes, pero al quedar desiertos los concursos se volvieron a sacar a contratación finalmente en conjunto.

Una vez que se adjudiquen estas obras, se ejecutarán, según información facilitada por el Ayuntamiento, de manera solapada con los otros trabajos que ya han comenzado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos