Comienza el 'reinado' festivo

La reina y damas de las fiestas del 2019 junto a la alcaldesa de Calahorra, el coordinador del grupo Nuestra Señora de Guadalupe y la reina saliente. /Isabel Álvarez
La reina y damas de las fiestas del 2019 junto a la alcaldesa de Calahorra, el coordinador del grupo Nuestra Señora de Guadalupe y la reina saliente. / Isabel Álvarez

Virginia Amor fue proclamada anoche reina de las fiestas de Calahorra en una concurrida ceremonia

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Virginia Amor es ya la nueva reina de las fiestas de Calahorra. La joven, socia de la peña El Sol, fue coronada anoche en una ceremonia seguida por numeroso público en la plaza del Raso. Sara Fernández, como reina saliente, le ciñó la corona que le permitirá disfrutar de los próximos festejos patronales como representante de la ciudad en multitud de actos.

Virginia Amor protagonizó este momento justo 25 años después de que así lo hiciera también la primera reina de las fiestas de la peña El Sol. Y es que, en un día como el de ayer, pero en 1994, era Izaskun Benito quien recibía la corona, convirtiéndose en la primera peñista de 'El Sol' en lucir esta pieza.

Los calagurritanos tampoco quisieron perderse el desfile de la reina y sus damas desde la Casa Consistorial hasta la plaza del Raso. Muchos, con el abanico en la mano, para hacer frente al calor que no quiso dar una tregua ni un minuto.

La coronación de la reina marca la cuenta atrás para el comienzo de las fiestas patronales

Junto a las representantes del resto de peñas que acompañarán a la reina durante las próximas fiestas -Anne Azaceta (peña Riojana), Judith Maturana (peña Calagurritana), María Félez (peña La Moza), Berta Alcalde (peña Philips) y Elena Marín (peña El Hambre)-, Virginia Amor se convirtió en la protagonista de una jornada que marca la cuenta atrás para el comienzo de las celebraciones por San Emeterio y San Celedonio.

«Es un orgullo y un privilegio. Nos llena de alegría»
Daniel Jiménez, coordinador del grupo scout de Calahorra

El homenaje al Grupo Scout Nuestra Señora de Guadalupe se personalizó en el coordinador actual de esta asociación, Daniel Jiménez. La alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido, le impuso el pañuelo rojo de las fiestas como reconocimiento a la labor desempeñada por el colectivo con los calagurritanos más jóvenes y los valores que trasmiten. Además, la asociación recibió una placa conmemorativa por su cincuenta aniversario.

«Un orgullo y un privilegio». Con estas primeras palabras recibió Daniel Jiménez, en representación de la agrupación de scouts, la distinción de 'Calagurritano de honor' que este año el Ayuntamiento ha querido otorgar a esta asociación.

Daniel Jiménez hizo extensible a todos los miembros del grupo este reconocimiento, que como destacó pone de manifiesto el «trabajo» de los scouts calagurritanos durante sus cinco décadas de historia. De hecho, afirmó que el homenaje «es la guinda» a este aniversario, que «nos llena de alegría y responsabilidad».

Por último, el coordinador del grupo Nuestra Señora de Guadalupe agradeció la implicación de los «cientos de familias que nos dejan a sus niños, su mayor tesoro».

La comitiva de autoridades, en la que se estrenaba Elisa Garrido como alcaldesa de Calahorra, contó con representantes de todos los grupos, a excepción del concejal de Izquierda Unida. El dirigente local de IU prefirió no participar en el acto de acuerdo a la defensa que ya hizo el año pasado de nombrar también una figura masculina para representar a la ciudad durante estos días.

Los que no faltaron fueron las pañoletas verdes y amarillas del Grupo Scout Nuestra Señora de Guadalupe, distinguido durante la ceremonia como 'Calagurritano de honor' . La celebración se prolongó después en la Finca Tío Simón, donde tuvo lugar la tradicional cena de gala.