La climatización de la biblioteca obliga a cerrar la sala de estudios

Parte del montaje de uno de los equipos de la nueva climatización del centro. :: i.á. /
Parte del montaje de uno de los equipos de la nueva climatización del centro. :: i.á.

Las obras, que comenzaron ayer, tienen un coste 55.366 euros y un plazo de ejecución de dos meses

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

La biblioteca municipal 'Pedro Gutiérrez' se encuentra en obras desde ayer lunes. Así, durante los dos próximos meses se llevarán a cabo distintos trabajos de climatización del edificio que permitirán mejorar su eficiencia energética y confort climático.

La empresa Sala Mantenimiento S.L. es la encargada de ejecutar esta actuación, adjudicada por un total de 55.366 euros. Las obras afectarán a un total de seis espacios, distribuidos en un total de 456 metros cuadrados.

Durante la ejecución de los trabajos será necesario el cierre al público de algunas dependencias por la seguridad de los usuarios y el desarrollo de las obras. De hecho, desde ayer y durante las dos próximas semanas permanecerá cerrada la sala de estudio en la primera planta.

El centro municipal cerró el pasado ejercicio con 5.275 socios, 22.116 préstamos y 78.424 visitas

En crecimiento

Por otro lado, según los datos ofrecidos recientemente por la Concejalía de Cultura, la biblioteca de Calahorra cerró el pasado ejercicio con 5.275 socios, 423 más que en el 2017. De los 423 nuevos carnés expedidos a lo largo del año pasado 278 corresponden a la categoría de adultos, 132 a la infantil y 3 de tipo institucional.

En cuanto a visitas, el centro registró un total de 78.424 visitas con una media de «275 personas al día y de 27 a la hora».

Además, en el 2018 se prestaron 22.116 documentos (11.583 libros adultos y 8.193 libros infantiles, así como 1.175 audiovisuales adultos y 1.051 infantiles y 114 grabaciones sonoras) y se adquirieron 898 nuevos fondos bibliográficos (378 libros para adultos, 336 libros para el público infantil y 184 DVD).

También la biblioteca promovió numerosas actividades, fundamentalmente dirigidas al público infantil con «una alta participación de asistentes». En concreto, para los más pequeños organizó talleres de lectura, escritura, expresión oral, inglés, cómics, manualidades y de investigación; cuentacuentos, una 'escape room' y formación de usuarios .

No faltó tampoco la preparación de centros de interés y la campaña de sensibilización Libropensadores de la Fundación Canfranc.