Calahorra siente al máximo su Pasión

Jesús en la borriquilla en la primera escena de la Escenificación de la Pasión. /Isabel Álvarez
Jesús en la borriquilla en la primera escena de la Escenificación de la Pasión. / Isabel Álvarez

El Encuentro y Paso Viviente llenaron de emoción la Semana Santa calagurritana, a la que respetó la lluvia

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Cofrades, penitentes, devotos, turistas y calagurritanos vivieron ayer el Jueves Santo muy pendientes del cielo. La jornada más emotiva y participativa de la Semana Santa de Calahorra mantuvo en vilo a la cofradía de la Santa Vera Cruz y al Grupo Paso Viviente, cuyos componentes ojeaban constantemente el teléfono móvil para conocer las previsiones de lluvia en cada momento.

La procesión del Encuentro, la primera de las citas destacadas del Jueves Santo calagurritano, pudo salir a la calle, aunque con media hora de retraso. La lluvia obligó a la cofradía a retardar la salida del Cristo de Medinaceli y la virgen de la Soledad, que protagonizaron un emotivo reencuentro en el centro de Calahorra. Ambas imágenes desfilaron después hasta el templo de San Francisco, desde donde hoy comenzará la procesión del Santo Entierro, en la que se podrán ver en la calle un total de 16 pasos.

Como cada Jueves Santo, ya por la tarde, el obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, Carlos Escribano, lavó los pies a los cofrades de uno de los pasos. Los elegidos fueron esta vez doce miembros del 'Cristo de Medinaceli' (seis trabajadores y seis penitentes), a quienes el obispo lavó en la catedral sus pies al igual que hizo Jesucristo con sus discípulos.

Ya por la noche el Grupo Paso Viviente volvió a sobrecoger al público con su Escenificación de la Pasión de Cristo. Todo un espectáculo visual, cargado de emociones, que llenó de espectadores la avenida de Valvanera.

Cerca de 300 personas dieron vida a los últimos capítulos de la historia de Jesucristo, narrada según el testimonio de San Juan. Desde la entrada de Jesús en Jerusalén hasta su muerte y resurrección, los miembros de Paso Viviente representaron con todo detalle, en nueve escenas, la dureza de los últimos días de Jesús. Una narración en la que la angustia y la emotividad va creciendo hasta esos últimos pasajes estremecedores con Cristo en la cruz, semidesnudo y muerto de frío y miedo.

Hoy, procesión del Silencio y del Santo Entierro

La Semana Santa de Calahorra ofrece hoy dos procesiones. Por la mañana (12.00 horas) será la del Silencio, con salida desde la iglesia de San Andrés. Por la noche, a partir de las 20.00 horas, se celebrará la procesión del Santo Entierro, la más grande del norte de España en cuanto a su número de pasos.