Desde Calahorra para Sampaka

Inicio de la marcha solidaria de ayer. ./Sanda Sáinz
Inicio de la marcha solidaria de ayer. . / Sanda Sáinz

La Trinidad ofreció conciertos, mercadillo, ajedrez y marcha

SANDA SAINZ

Durante tres días, la parroquia de la Santísima Trinidad de Calahorra ha organizado una serie de actividades con el objetivo de recaudar fondos para dotar de mobiliario escolar a las aulas de infantil y primaria del colegio Alfonsa Cavin de Sampaka, en Guinea Ecuatorial, que fueron destruidas por un incendio.

El programa para conseguir donativos comenzó el jueves por la tarde con una charla sobre la realidad del país africano y la labor de la Fundación Signos Solidarios y las Misioneras de la Inmaculada Concepción. El ponente fue Javier Marty, responsable del proyecto.

Ese día también actuó la Coral Polifónica Nassica Iulia y la Escolanía Juvenil San Agustín en el interior del templo.

En la plaza Juan Apiñani, el viernes 14 por la tarde hubo partidas de ajedrez con el Club Calahorrano y concierto de la cantante Nasly.

Por último, la jornada de ayer comenzó a las 9.00 horas con la salida de la marcha solidaria. Unas sesenta personas abonaron los 3 euros de participación en la misma. Por la tarde actuó el mago Juancho (no estaba previsto en el programa), Rincón Canta ofreció un concierto en la iglesia y el grupo P. Plutón tocó en la plaza Juan Apiñani.

El viernes y ayer hubo degustación de pinchos y bebida. No faltó el habitual mercadillo con productos donados por empresas y particulares, una tómbola y una rifa con varios regalos.

En la organización colaboró La Calle 2000, el Consejo de la Juventud Comarcal de Calahorra y Propósito saludable, además de numerosos voluntarios.

Fundación Signos Solidarios

La Fundación Signos Solidarios pertenece a las Misioneras de la Inmaculada Concepción. Se ocupa de reconstruir el colegio de Sampaka que sufrió un incendio en junio del 2018. Este suceso afectó al organigrama del centro al no poder atender la demanda de escolarización, motivo por el que hubo que realizar doble turno de manera transitoria y precaria, para enseñar a los más pequeños en las aulas de los mayores.

El fuego arrasó diez clases de la escuela y todo su contenido. Las más dañadas fueron las de preescolar, la biblioteca, sala de profesores, secretaría, así como el taller de corte y confección.