Por la Calahorra de la judería

Explicación de una de las guías junto al 'Sequeral'. :: i.á. /
Explicación de una de las guías junto al 'Sequeral'. :: i.á.

Unas 70 personas descubrieron ayer este barrio del casco antiguo en la última cita del Día Europeo de la Cultura Judía

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Quizás sea menos conocido que el pasado romano que caracteriza Calahorra, pero es una parte importante de su historia que ha dejado huella en la bimilenaria ciudad.

Y es que en Calahorra también convivió la cultura judía durante la época medieval. Fue principalmente entre los siglos XI y XV y, según los documentos, la localidad llegó a tener censados unos 600 judíos que constituyeron una importante comunidad en el entorno del Rasillo de San Francisco.

Este barrio judío estaba formado por un recinto amurallado propio, contaba con una sinagoga y sus habitantes gozaban de completa organización jurídica, social y religiosa.

Por eso, ayer domingo fueron muchos los que quisieron acercarse a este entorno del casco antiguo para conocer un poco más de cómo fue la vida en el barrio de judío que durante varios siglos se asentó en Calahorra.

Dos de las guías del grupo municipal de voluntariado turístico-cultural, Araceli del Puente y Conchi Cordón, mostraron las calles que dieron estructura a la judería, así como las costumbres, tradiciones y curiosidades de una cultura que dejó su impronta en Calahorra.

Los participantes en la visita guiada, unas 70 personas, recorrieron las calles Sastres, Cabezo, Morcillón y Murallas; calles estrechas, con curvas, algunas sin salida, con casas bajas y patios interiores.

Como cierre a la visita el grupo se acercó a la catedral de Santa María para conocer el fragmento de la Torá que allí se guarda. Un documento que fue descubierto en el año 1929 por los canónigos Fernando Bujanda y Julián Cantera, doctoral y lectoral respectivamente de este templo. La Torá se encontraba a modo de cubierta o envoltura de dos libros de actas del cabildo catedralicio.

El texto corresponde al Éxodo, en el que se narra el encargo por Yahveh a Moisés de sacar al pueblo de Israel de la esclavitud egipcia y, como consecuencia, las plagas sobre las tierras de Egipto.

La visita guiada programada ayer domingo sirvió para poner el broche final a las jornadas culturales que ha organizado este fin de semana el Ayuntamiento de Calahorra en torno a la conmemoración del Día Europeo de la Cultura Judía.

El recorrido concluyó después de la visita a la catedral con buen sabor de boca, ya que los participantes compartieron una degustación de dulces sefardíes.