IU tacha de «nefasta» la gestión del gasto del tobogán de agua de fiestas

El gran tobogán tuvo una gran aceptación en las últimas fiestas. :: i.á./
El gran tobogán tuvo una gran aceptación en las últimas fiestas. :: i.á.

Moreno critica el pago de 5.929 euros por la atracción, que se trajo de Madrid, cuando una firma riojana la ofrecía por 1.200 euros

I. Á.

calahorra. El gran tobogán acuático por el que se lanzaron cientos de personas en las últimas fiestas de Calahorra podría haber resultado más barato de lo que costó. Así, al menos, lo asegura el concejal de Izquierda Unida, Óscar Moreno. Ayer, en rueda de prensa, tachó de «nefasta» la gestión que se hizo en la contratación de esta atracción, de la que, por otra parte, destaca la «buena aceptación» que tuvo durante las fiestas.

Pese a ello, Moreno denunció que el Consistorio contrató esta actividad a una empresa de Madrid por 5.929 euros, cuando el concejal de Festejos, Óscar Eguizábal, sabía de la existencia de una empresa en Villamediana que ofrecía un tobogán a un precio bastante inferior «y con mejores condiciones». En concreto, por 1.200 euros, «con más horas de utilización, menor coste de funcionamiento y más grande».

Moreno aseguró que Eguizábal supo de este precio debido a que la firma de Villamediana, 'Live City Show', se puso en contacto con el edil para advertirle de que las fotografías con las que el Consistorio publicitaba la atracción en su página web y en su cuenta oficial de facebook correspondían a su tobogán y no al que se iba a traer a Calahorra, a través de un contrato con la empresa 'Ruedo Arte', en el que se incluía el 'Sanferminazo'. Aunque estas imágenes se retiraron, Moreno dijo que 'Live City Show' está «valorando seriamente la posibilidad de denunciar al Ayuntamiento».

Al margen de esta cuestión, el portavoz del IU explica que la empresa 'Ruedo Arte' subcontrató el tobogán a la empresa de Madrid que lo instaló. Además, apuntó, que en una consulta a 'Ruedo Arte, ésta le informó que los toros hinchables del 'Sanferminazo' «no los alquila y que en caso de alquilarlos el coste podría rondar entre 1.000 y 1.500 euros». Por tanto, «son 3.000 euros más los que se han pagado por una instalación de menor calidad», criticó Moreno.