Una errata en el 'pograma' de fiestas

Una de las páginas del programa con la errata. :: i.á./
Una de las páginas del programa con la errata. :: i.á.

El Ayuntamiento de Calahorra edita 3.000 ejemplares de la programación con un error tipográfico

I. Á.

Los calagurritanos no tienen este año programa de fiestas sino que lo que tienen ya en sus manos es un 'pograma'. Así, tal cual, como lo ven escrito, y hasta cinco veces repetido entre las 16 páginas que conforman la programación oficial de actos de fiestas que edita el Ayuntamiento. Evidentemente, se trata de un error tipográfico al que se suma una sucesión de 'corta y pega' que ha dado lugar a todo tipo de bromas entre quienes se han dado cuenta de la errata.

Pero si para alguien había pasado desapercibida, las redes sociales se encargaron ayer de que todo el mundo se diese por enterado. Una publicación de una página del programa con este 'lapsus' en el grupo 'Tu no eres de Calahorra si no...' de Facebook difundía el fallo y abría la veda a todo tipo de comentarios. Muchos de ellos, como no, de lo más chistosos: «Anda anda, seguro que lo han hecho 'aldrede'», bromeaba un miembro de este grupo.

El Ayuntamiento de Calahorra, conocedor del fallo nada más ver impreso el programa, tiene intención de hacer una nueva reedición del ejemplar con la errata corregida. «Pero no por este hecho», aclaraba ayer a este periódico el concejal de Festejos, Óscar Eguizábal, sino porque «sacamos para el público un total de 3.000 programas y se han agotado en muy poco tiempo, así que hemos pensado editar 1.000 ejemplares más, modificados», explicaba el edil.

«Es anecdótico»

Eguizábal resta importancia a este error. «Es algo anecdótico», decía ayer al señalar que se dieron cuenta del fallo una vez que la empresa a la que se encargó la edición del programa entregó todos los ejemplares del programa.

«Nosotros les pasamos la prueba y ellos al hacer la maquetación escribieron mal la palabra», precisa el responsable de Festejos, que añade que desde la empresa encargada de la edición «nos llamaron para pedirnos mil disculpas».