El PP dice que las acusaciones del PSOE por la factura en sprays «no tienen fundamento»

I. Á.

El Partido Popular salió ayer en defensa del concejal de Administración General, Óscar Eguizábal, al que el PSOE ha exigido que dimita por varias irregularidades que, según los socialistas, se pueden detectar en una factura de 1.764,18 euros por la compra de sprays para pintar las persianas de los puestos de la plaza de abastos. En una nota de prensa, el PP acusó a la portavoz del PSOE, Elisa Garrido, de «poner bajo sospecha» a Eguizábal con unas «acusaciones sin fundamento».

Para el PP, la denuncia realizada por Garrido es «lamentable». Sobre todo, por haberla hecho pública «antes de haber solicitado información sobre el expediente», dicen en el comunicado. Por ello entienden que las críticas hacia Eguizábal son una prueba de «que en el PSOE se busca el escándalo donde no lo hay, importándoles muy poco la verdad de una gestión transparente». En la nota, el PP defiende, por último, la actuación realizada en el mercado de abastos y que supuso «un éxito», sostienen.