La peña Philips se hace gigante

Momento de la presentación de la concentración de gigantes. :: /
Momento de la presentación de la concentración de gigantes. ::

En torno a 40 gigantes se darán cita en la concentración que ha preparado para el 29 de agosto la agrupación calagurritana

M. FÉLEZ

Durante los últimos años, la Peña Philips, decana entre las peñas de la ciudad, ha apostado de forma intensa por traer a las fiestas de Calahorra costumbres festivas de otras comunidades españolas. Así, a lo largo de los últimos años, hemos podido ver muchas de estas tradiciones en las calles de la ciudad. Este periplo por la cultura festera de otros lugares de España comenzó en el 2010 con la llegada de una chispeante chirigota gaditana, en el 2011 se pudieron ver las arriesgadas torres de los castellers catalanes; en el 2013, la sonora tamborrada llegada desde San Sebastián; y en el 2013, las solemnes gaitas asturianas.

A pesar de que el pasado año faltó un acto de estas características y la peña dedicó todos sus esfuerzos a traer al grupo 'La Pegatina', este año vuelven a tomar las riendas de lo que ya se ha convertido en uno de los actos estrella de las fiestas calagurritanas y lo hacen con una concentración de gigantes.

El acto será el sábado 29 de agosto y ha sido organizado, gracias también a un buen número de colaboradores, por Eduardo Miguel, un enamorado de las comparsas de gigantes y cabezudos. Así, calagurritanos y visitantes podrán disfrutar de ver más de 40 gigantes que van a llegar del País Vasco con las comparsas de Tolosa y Bergara, Aragón con las comparsas de Alagón, Más de las Matas y Calatayud, Navarra con las de Fitero y Cabanillas y Cataluña con la del municipio de Moia. También participará, como no podía ser de otra forma, la comparsa de Calahorra.

Manuel de Médicis, presidente de la Peña Philips, explicaba cómo va a ser el acto en el que cada comparsa llega también con su propia banda de gaiteros. «Se va a llevar a cabo una plantada en el aparcamiento del Silo desde las once de la mañana para que niños y mayores puedan hacerse fotos con los gigantes para después hacer un recorrido por las principales calles de la ciudad», explicaba. Así, la ruta está prevista por las calles Gallarza, Mártires y Grande hasta la llegada en la plaza del Raso.

El organizador del acto, Eduardo Miguel, explicaba que «vamos a poder ver comparsas muy diferentes a las que estamos acostumbrados, con una cervantina y otras en las que su espectacularidad viene por sus impresionantes bailes».

Otra de las curiosidades del acto viene de la mano del cartel anunciador, que se ha realizado con una foto de la comparsa calagurritana de los años treinta. Así, Eduardo Miguel explicaba la importancia que han tenido los gigantes en las fiestas calagurritanas desde el siglo XIX. «Siempre en Calahorra los moldes han sido únicos, porque se daba mucha importancia a los gigantes», finalizaba.