San Fermín se siente en Calahorra

Los chavales disfrutaron de una jornada dedicada al toro. :: m.f./
Los chavales disfrutaron de una jornada dedicada al toro. :: m.f.

El Club Taurino celebra cada año una jornada dedicada al toro y los niños

M. F.

Como cada año, el domingo de la semana de San Fermín los niños calagurritanos tienen cita con el Club Taurino de la ciudad. La sede de la asociación se viste de gala para acoger a decenas de chavales que acuden allí a disfrutar de una mañana entretenida en la que no faltan los encierros, los pases con muleta ni el reconfortante chocolate.

La cita comenzó a las ocho menos cinco de la mañana con los primeros cánticos en honor a San Fermín. La televisión se convirtió en el centro de atención de chavales y mayores, que empezaron su propia fiesta cuando terminó el encierro televisado y comenzó el de verdad, en el que ellos disfrutaron, el de los toros simulados.

También entonando aquello de «a San Fermín venimos, por ser nuestro patrón...» y, periódico en mano, los chavales corrieron los cuatrocientos metros que separan la sede del Club con la plaza del Raso y lo hicieron en varias ocasiones. Se pudieron ver preciosas carreras especialmente la de los corredores más experimentados y que llevan años acudiendo a este San Fermín simulado.

Después llegó el momento de seguir aprendiendo y con unos toros más pequeños para quitarles el miedo, los chavales fueron dando sus primeros pases. Se vieron naturales, chicuelinas y verónicas y algún que otro revolcón que no necesitó de intervención médica.

Los chavales se lo pasaron en grande y algún mayor también se atrevió a dar más de un pase torero ante la atenta mirada de la concejala de Festejos, María Teresa Antoñanzas que no quiso perderse la cita. Con el chocolate que cada año preparan los integrantes de la directiva del Club llegó el momento del descanso.

Clase de toreo el 31 de agosto

Un buen reconstituyente para reponer fuerzas que dio pie a mucho más rato de diversión. Incluso los chavales pudieron disfrutar de una gymkana llena de obstáculos y pruebas que se entremezcló con conversaciones acerca de la próxima feria de taurina en las fiestas de agosto de la ciudad.

Así, Javier Gurpegui adelantó que el día 31 de agosto en el hall del Mercadal tendrá lugar una clase de toreo que llevarán a cabo los maestros que van a torear el día grande de las fiestas calagurritanas con la presencia de la prestigiosa ganadería de Albarreal.

Los chavales calagurritanos y todos los visitantes con los que cuenta ese día la ciudad podrán disfrutar de una clase magistral con figuras de la talla de Juan José Padilla, Iván Fandiño y Jiménez Fortes que son los diestros que figuran en el cartel para ese día.