2.000 m2 de plásticos, caucho y papel aluminizado arden en Pradejón