Viajar al Medievo en el 2019

Una de las exhibiciones de danza durante la jornada de ayer. :: e.p./
Una de las exhibiciones de danza durante la jornada de ayer. :: e.p.

La vigesimoprimera edición del Mercado del Kan de Vico se clausura con gran éxito | Degustaciones y actuaciones de baile y de teatro protagonizaron la segunda y última jornada de la tradicional cita

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Comenzaban a serpentear los sonidos de la gaita entre el ritmo festivo que marcaban la guitarra acústica y el bombo. A su invitación se lanzaba a danzar una bailarina a ritmo de campanillas. Despertaba fresca la mañana dominical, pero los habitantes del Mercado del Kan de Vico llamaban a arnedanos y visitantes con su música y su baile a comenzar a disfrutar del ambiente.

Tras la multitudinaria jornada inaugural del sábado, el domingo daba tímido los primeros pasos. Pero a medida que avanzó el mediodía, y después de que los arnedanos hubieran acompañado en procesión a su patrona, la Virgen de Vico, sus calles y puestos comenzaron a llenarse. Máxime con un atractivo ya tradicional, la degustación de sardinas ofrecida por los voluntarios de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, organizadora de esta cita, que recuerda la época medieval en la que las culturas árabe, judía y cristiana compartían el día a día de la ciudad bajo su castillo milenario.

La apertura de la cantina de la Asociación del Casco Antiguo inundó la zona de deliciosos aromas, a la par que el resto de los puestos artesanos invitó a saborear sus viandas o a conocer los productos que elaboraban y ofrecían. Así, durante su recorrido, el público los conoció y se detuvo a catarlos.

Para animar la jornada los visitantes pudieron encontrarse con los personajes de la 'Commedia dell'Arte' y su obra 'Archelino va a la guerra', con la exposición de elementos de tortura medieval o con espectáculos de magia. Además, varios puestos ofrecieron a lo largo de toda la jornada talleres, entre ellos, de caligrafía y de esgrima.

La soleada tarde volvió a ser multitudinaria hasta que un espectáculo de fuego puso el colofón a esta XXI edición del Mercado del Khan.