Un vecino de 83 años muere tras ser atropellado en el centro de Arnedo

Ambulancias en el lugar del accidente y foto de Nicolás Quiñones. :: j. j./
Ambulancias en el lugar del accidente y foto de Nicolás Quiñones. :: j. j.

La gravedad de las heridas provocó la muerte del anciano camino al Hospital San Pedro

E. P.ARNEDO.

Un atropello en la avenida Reyes Católicos de Arnedo se saldó a mediodía de ayer con el fallecimiento de un conocido vecino de la ciudad del calzado, Nicolás Quiñones Ciordia 'el Coronel', de 83 años de edad.

El fatal atropello ocurrió sobre las 13 horas, momento de máximo tráfico en las avenidas principales de la ciudad del calzado por la coincidencia de la salida de los trabajadores de las factorías de los distintos polígonos industriales.

A la altura de la estación de autobuses y el gimnasio del colegio La Estación, antes de la rotonda que cruza Reyes Católicos con Eliseo Lerena, un turismo atropelló al peatón de 83 años cuando, al parecer, cruzaba el paso de cebra de regreso a su casa.

Nicolás Quiñones era muy conocido en Arnedo por su dinamismo y activismo en el barrio de la Paz

El impacto del golpe fue muy fuerte, y el hombre sufrió golpes en distintas partes del cuerpo de extrema gravedad, en especial en la cabeza y un costado.

Una vez avisado del accidente, el SOS Rioja movilizó hasta el lugar dos ambulancias, una UVI móvil y otra de soporte vital básico, del Servicio Riojano de Salud, mientras la Policía Local cerraba el paso por esta arteria principal de la ciudad (quedó abierto hora y media más tarde). Durante varios minutos, los sanitarios intentaron estabilizar al peatón atropellado en la UVI móvil ante lo crítico de los golpes. Pero ante la gravedad de las heridas sufridas, falleció en el trayecto hacia las urgencias del hospital San Pedro, según informaba el SOS Rioja.

Tras el fallecimiento, el suceso quedó durante la tarde en manos del juez, a la espera del informe que deparará la autopsia. En este punto, la Policía Local realizó las oportunas pruebas al conductor del vehículo, también vecino de la ciudad del calzado.

Militante de Arnedo

El fallecido era una persona muy conocida en la ciudad por su compromiso en el desarrollo y dinamismo del barrio de la Paz. Nacido en la calle Vía Crucis, en pleno casco antiguo, Nicolás Quiñones era el menor de seis hermanos y padre de cinco hijas y un hijo.

Dentro de la junta de la Paz era constante su labor en el impulso para organizar cada Semana Santa la quema de los Judas, cada julio las fiestas del barrio, haciendo sonar la zambomba y la jota por las calles en las navidades, etc. Y en la mente tenía acometer un proyecto solidario. Además, Cáritas y la parroquia le reconocieron el pasado mes de mayo en el marco del festival Homenaje a los Mayores en el Teatro Cervantes.

«Un hombre bueno, al que tenía un cariño muy especial. Militante de Arnedo al que recordaremos siempre», se despedía de él en las redes sociales el alcalde arnedano, Javier García, quien le dedicó por ese activismo social un texto en el libro de las fiestas patronales del 2017 publicado por unas gráficas de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos