Tres décadas de cultura

La Casa Municipal de Cultura es un referente para la cultura en el casco antiguo de Arnedo. :: e.p./
La Casa Municipal de Cultura es un referente para la cultura en el casco antiguo de Arnedo. :: e.p.

El antiguo palacio del arzobispo Argáiz se convirtió en 1989 en la Casa Municipal de Cultura

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El arzobispo de Granada Antonio de Argáiz, clérigo presbítero y vecino de la ciudad de Arnedo, decidió en 1658, con la ayuda de su hermano, la construcción de un palacio en su lugar de nacimiento. Ese palacio de características plenamente renacentistas se convertiría en referente de la vida social arnedana durante los siglos posteriores y, hoy, de su actividad cultural.

Porque este pasado 22 de junio se celebró el 30 aniversario de la decisión de, tras su reforma, destinar el palacio a la Casa Municipal de Cultura, acto en el que estuvo presente el poeta José García, Premio Nacional de Literatura en 1951 y 1957, Cervantes en 1996 y miembro de la Real Academia Española de 1982 al 2001.

Tras ser residencia de José Argáiz Pérez, los señores de Gamarra disfrutaron más tiempo del palacio, según las referencias que describe el Ayuntamiento arnedano en su página web. Cambió de inquilino en 1751, cuando se convirtió en sede de las oficinas del juez subdelegado del Catastro del Marqués de la Ensenada, José Antonio López de Ollauri. A lo largo del siglo XIX, el Ayuntamiento lo destinó a cárcel, pasando después a ser juzgado e incluso Casa Consistorial durante la construcción del nuevo Ayuntamiento en la plaza Nuestra Señora de Vico. Los datos señalan que, antes de su reforma, fue almacén municipal hasta 1984.

El arzobispo Argáiz decidió su construcción en 1658 e incorpora características del Renacimiento

Durante los siglos XIX y XX el edificio fue cárcel, juzgado, ayuntamiento y archivo hasta su reforma

Los cinco años de rehabilitación desembocaron en el edificio que hoy disfrutan los arnedanos en el casco antiguo, un lugar de encuentro con la cultura de la mano del Museo de Ciencias Naturales en su planta baja, el salón de actos en la primera, acompañado de varias salas multiusos o de la biblioteca Leopoldo Alas Mínguez, la biblioteca pública municipal en dos de sus plantas, la ciberteca municipal sala Arfudi, etc.