Los trabajos renovarán un canal del siglo XIX y acabarán con las filtraciones que lo recorren

Alonso y Ezquerro firmaron el convenio en el Ayuntamiento./Ernesto Pascual
Alonso y Ezquerro firmaron el convenio en el Ayuntamiento. / Ernesto Pascual

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Con un plazo de ejecución de siete meses y medio, las obras han comenzado desde el cauce del río Cidacos en el tramo arnedano para definir el azud que sustituirá a los elementos sueltos para conducir el agua a la acequia. Desde ahí, mejorarán diversos tramos de la acequia entre Arnedo, Quel y Autol.

Construida en el siglo XIX, inaugurada por la reina Isabel II, la acequia de Mabad presenta diversos problemas en su recorrido, como filtraciones por sus tramos de tierra y filtraciones en las grutas que la surcan. «Tenemos un edificio con pies de barro, que podría caerse en cualquier momento», señala el presidente de los regantes, Fernando Ezquerro. Desde ahí, los trabajos construirán canales de hormigón en varios tramos o entubarán otros, en concreto en Quel, para evitar el riesgo de las grutas horadadas. Además, tendrá un sistema de autocontrol para monitorizar y regular el caudal que precisen en cada momento.

«Ante el riesgo de desprendimientos, el objetivo de la obra es dar garantía de funcionamiento y de abastecimiento, dando esta modernización también eficacia y ahorro», ponderó el presidente de SEIASA.