Con todo el sabor

Primer bocado. Durante el encierro./
Primer bocado. Durante el encierro.

Las degustaciones de las peñas y las asociaciones marcan el ritmo de los mediodías y las tardes de estas fiestas

E. PASCUAL

Las fiestas son días para pasarlos entre amigos con tranquilidad, sin prisa ni obligaciones en el horizonte. Y a ser posible, con un buen bocado y trago al alcance. Y en eso, las fiestas de Arnedo están bien servidas. Tienen todo el sabor.

El primer encuentro para coger fuerzas ya se da de par de mañana durante la suelta de reses bravas. Son varias las cuadrillas que amenizan el sube y baja de las vacas con bocatas de jamón o de tortilla, siempre teniendo a bien invitar a quien se acerca.

Ya a mediodía, las degustaciones que ofrecen las peñas y las asociaciones marcan el ritmo de la agenda festiva de cada jornada.

En la de ayer, la peña Tao llenó de sabroso aroma la Puerta Munillo. A los sones de la charanga desde el escenario, sus peñistas preparaban y repartían una sabrosa degustación de choricillo. A unos metros, en el casco antiguo, el cuarto de La Chispa abría como cada jornada para su degustación de mediodía, ayer de setas. En la tarde, las peñas volvieron a reponer fuerzas con 'cojonudos' en la Lubumbas y panceta asada con zurracapote en la Tao.

La tradicional bebida también está presente cada mediodía en el concurso del mayo. Y la solidaridad lo es con las palomitas que reparte el grupo scout durante cada aventura de Gorgorito.

 

Fotos

Vídeos