La policía judicial requisa el ordenador central de la empresa INAR para recabar información

Momento en el que el equipo del juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Calahorra entra en las oficinas de INAR. :: /Sanda Sáinz
Momento en el que el equipo del juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Calahorra entra en las oficinas de INAR. :: / Sanda Sáinz

La intervención ordenada por un juzgado de Calahorra forma parte del proceso abierto contra los anteriores gestores de la sociedad municipal

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZArnedo

La intervención fue ordenada por el juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Calahorra. Y así se resolvió a media mañana cuando fue requisado el ordenador central de las oficinas de la extinta empresa municipal Infraestructuras para Arnedo. La actuación se llevó a cabo en presencia de un abogado y de los liquidadores nombrados por el Ayuntamiento de Arnedo. Y la acción fue resuelta por un equipo de la policía judicial que se trasladó hasta las dependencias de la citada empresa y que está especializado en investigación tecnológica.

La intervención fue realizada con el fin de extraer toda la información útil y ayudar en el proceso judicial con el análisis de la documentación obtenida. La oficina intervenida se cerró el 31 de diciembre del 2015, cuando el Ayuntamiento finiquitó el contrato con la empresa externa que gestionó INAR desde que se creó en 2001, Adepri (después Nur).

18 AÑOS EN EL DEBATE POLÍTICO DE ARNEDO

l 2000:
el alcalde socialista José María León Quiñones impulsa INAR.
2 de febrero del 2001:
queda constituida la sociedad mercantil Infraestructuras para Arnedo S. A. de capital 100% municipal.
14 de mayo del 2004
PP y PR en el gobierno abren el consejo de administración a la oposición.
24 de septiembre del 2004
a pesar de que PP, PR y PSOE avalan la gestión de INAR, las críticas de IU continúan. PP y PR expulsan del consejo de administración de INAR a PSOE e IU. La oposición no volverá al consejo de administración hasta el 2011.
Febrero del 2008
tras solicitarlo vía moción, el PP abre las puertas del consejo de INAR a PSOE y PR. No llegaron a volver.
Junio del 2011
PP y PR reeditan su pacto de gobierno arnedano y el PSOE regresa al consejo de administración 7 años después.
30 de noviembre del 2012
los socialistas piden no renovar el contrato de gestión de INAR con Adepri ante la falta de trabajo. PP y PR defienden su utilidad.
21 de enero del 2013
el PSOE abandona el consejo de INAR.
28 de diciembre del 2013
INAR saca a concurso su gestión. Recae en NUR (antes Adepri).
Enero del 2016
el Ayuntamiento pone en marcha una comisión especial sobre el funcionamiento de INAR.
27 de mayo del 2016
el Ayuntamiento remite a la Fiscalía tres cajas con documentación sobre INAR.
5 de octubre del 2016
el Tribunal de Cuentas cita al exalcalde del PP Juan Antonio Abad y al antiguo edil de Urbanismo de su partido, Manuel Soria, como corresponsables de una «factura indebida».
21 de octubre del 2016
el Tribunal de Cuentas requiere 216.373 euros de forma solidaria a Juan Antonio Abad, Manuel Soria y Francisco J. Bermejo (gerente de INAR).
Noviembre del 2016
PSOE, Cs e IU acuerdan disolver INAR, con la oposición de PP y PR+.
6 de septiembre del 2018
el juzgado de instrucción de Calahorra ordena registrar la antigua sede de INAR, de donde se lleva material informático con información.

Tras la comisión municipal de investigación creada en esta legislatura, en abril del 2016 el secretario del Ayuntamiento emitió un informe, encargado por el alcalde, Javier García, en el que indicaba que la mayor parte de los contratos entre INAR y Adepri se habían realizado sin publicidad ni concurrencia competitiva. También señalaba que se concedieron «a dedo», sin ofrecer la oportunidad a otras empresas a optar a esta gestión ni a la entidad pública a conocer otras ofertas económicas por ese servicio.

Corría el mes de noviembre del mismo año 2016 cuando el Pleno municipal ratificaba el acuerdo de disolución de la sociedad mercantil municipal y delegaba en el área de Urbanismo la gestión de los servicios que prestaba INAR.

Entre los frentes judiciales abiertos estos últimos años contra los anteriores responsables de la empresa figuraba la reclamación ante el Tribunal de Cuentas (TCU) de una factura de 148.162,10 euros (más IVA) emitida por Adepri, relativa al proyecto de urbanización El Sol. Dicho tribunal desestimaría en noviembre del 2017 la responsabilidad contable del exalcalde popular Juan Antonio Abad, del concejal popular Manolo Soria y del gerente y único socio de Adepri, Francisco Bermejo Donamaría, por haber prescrito los cinco años establecidos en la legislación desde que se materializó el pago de la factura. En otro pleito pendiente en el TCU se acusa al consejo de administración de INAR del 2011 de devaluación encubierta de terrenos de El Sol.

Pero el proceso de investigación continúa a través del juzgado de Calahorra por la vía penal. Este afecta a los anteriores gestores de INAR por posible malversación y prevaricación, debido a contratos realizados previsiblemente fuera de la ley. Un extremo que es el que se intenta demostrar a través de las actuales pesquisas de los investigadores judiciales.

En abril de 2018 entró en escena otra implicada en la promoción urbanística El Sol, la empresa Zancisquerra. Entonces se dio a conocer que en marzo había interpuesto una denuncia ante el Juzgado número 3 de Calahorra en la que reclama a la sociedad municipal 522.586,93 euros por los adelantos en el 2010 por trabajos no realizados.

Mientras tanto el equipo de gobierno realiza la liquidación y los correspondientes trámites para disolver INAR, algo que se está retrasando y resulta más difícil por los diferentes litigios que tiene abiertos esta sociedad municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos