El plan económico de Arnedo obliga a descartar el autobús urbano para este año

Imagen del último viaje que realizó el autobús urbano, el 15 de noviembre del 2013. :: e.p./
Imagen del último viaje que realizó el autobús urbano, el 15 de noviembre del 2013. :: e.p.

La partida para becas municipales desaparece del Presupuesto ante el compromiso regional de gratuidad en educación para este año

E. PASCUAL

El autobús urbano tampoco recorrerá la ciudad del calzado durante este 2019. A pesar de que era un compromiso del grupo de Gobierno plasmado en el Presupuesto municipal del 2018, el pasado año finalizó sin licitar el servicio ni ponerlo en marcha. Y este 2019 comienza sin que su regreso a las calles esté contemplado en el Presupuesto para este año.

«Teníamos avanzado el recorrido que iba a realizar, las tarifas, el pliego de condiciones para contratar el servicio... pero tendrá que esperar», asiente el alcalde de la ciudad del calzado, Javier García.

En su camino ha surgido la obligatoriedad del Ayuntamiento de asumir un plan económico-financiero para este ejercicio por haberse excedido en el uso del superávit del 2017, lo que le ha llevado a incumplir la estabilidad presupuestaria. «Tener que cumplir este plan conlleva que no podemos contemplar una actividad que no es competencia municipal», explica García sobre un servicio que depende de Transportes.

El 15 de noviembre del 2013, el bus urbano realizaba su último servicio tras comenzar su andadura en marzo del 2008. Tras unas pérdidas de 108.000 euros en el 2012, llegaba a ese día del 2013 con 72.000 acumuladas. El Ayuntamiento, entonces gobernado por Partido Popular y Partido Riojano, decidía suprimirlo. Durante varios momentos, tanto aquel gobierno como el actual socialista han buscado reflotarlo.

Al no cumplir el compromiso del 2018 y no contemplarlo para este año, PP, Ciudadanos y PR+ reprocharon en el pleno que debatió los Presupuestos que el PSOE llegue al final de legislatura sin materializar una de sus promesas electorales.

En el turno de reproches, la regionalista Rita Beltrán llamó la atención por la ausencia de una partida para el programa de becas escolares, una de las banderas del grupo de Gobierno socialista. «No contemplamos las becas porque se supone que La Rioja va a instaurar la gratuidad en la educación -expuso la concejala de Cultura, Chus Zapata-. Con todo, si fuese necesario, habrá una modificación para poder financiarlas».