El nuevo interventor de Arnedo podrá tener experiencia regional o nacional

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El Ayuntamiento de Arnedo vuelve a convocar, y van cuatro veces, la plaza de interventor municipal. A falta de que la reclame un habilitado nacional, el Consistorio ha de cubrirla de forma accidental para sacar adelante los pagos de facturas, nóminas de trabajadores, etc.

Después de que sus tres anteriores ocupantes la dejaran vacante por traslados, y cubierta en los dos últimos meses de forma provisional por una funcionaria del Ayuntamiento, la junta de gobierno local aprobó ayer unas nuevas bases para dotarse de esta plaza. Unas bases que amplían las posibilidades para intentar llegar a más candidatos. «Son ligeramente diferentes para abrir el abanico de cara a cubrir de forma definitiva, o lo más estable posible, este cargo», explica el alcalde en funciones, Javier García.

En este sentido, junto a la primera parte del concurso de méritos, la segunda parte sustituirá el examen por una entrevista que determinará si los candidatos son aptos o no. Además, las bases se abren también a personas que tengan experiencia en otras administraciones, como la regional o la estatal, no sólo para la local.

Ante la acusación lanzada durante la campaña electoral por la concejala del Partido Riojano, Rita Beltrán, de que el Ayuntamiento había cubierto de forma irregular la plaza al considerar que no tiene competencias para nombrar, el alcalde le invitó a llevar la denuncia a los tribunales y defendió que «todo lo que se ha hecho es legal», señalando que tanto el Ayuntamiento como Política Local buscan dar servicio a las necesidades del Consistorio.