«El futuro de nuestra especie pasa por individuos que no se dejen manipular»

Arsuaga, en la sala dedicada a Atapuerca en el Museo de Ciencias. :: /Ernesto Pascual
Arsuaga, en la sala dedicada a Atapuerca en el Museo de Ciencias. :: / Ernesto Pascual

El premio Príncipe de Asturias abrió ayer con dos charlas sobre la evolución el ciclo 'Febrero es Pública' de Arnedo Juan Luis Arsuaga Codirector de Atapuerca

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

«¿Qué te gustaría que dijeran de ti tus compañeros?». Fue el dilema que planteó ayer a los alumnos de Secundaria de los institutos arnedanos Juan Luis Arsuaga. «¿Qué preferís ser, el divertido y chistoso o el interesante? Los interesantes son los seductores, los que tienen algo que decir, los que merecen la pena». Con esa respuesta, el codirector de los yacimientos de Atapuerca, premio Príncipe de Asturias de investigación científica y director del Museo de la Evolución y Comportamiento Humano buscó despertarles, llamarles a preguntar el por qué de las cosas, en el inicio del ciclo 'Febrero es Pública', organizado por las asociaciones de madres y padres de los centros públicos de Arnedo.

Con ese mismo afán divulgativo y de búsqueda de inquietudes, Arsuaga compartió con todo el público en la tarde noche la charla sobre evolución 'A los 40 años ya eran viejos' en el teatro Cervantes.

-Muchas preguntas lanzadas a jóvenes, alentándoles frente a la resignación.

-Estamos aquí para cambiar las cosas. Hay que ponerse a ello. Soy optimista por naturaleza, pero hay que sacudir. Necesitamos más agitación. Y para ello hay que ser un profeta, que son los que agitan.

-¿Les faltan referentes, modelos?

-Sí, les faltan referentes personales, gente interesante a la que se quieran parecer. Tenemos que meter en la cabeza a los alumnos que pueden ser una persona atractiva, si te lo propones. Si no, puedes ser un consumidor, un borrego.

-¿Han adormecido a la juventud?

-Lo hacen de maravilla... Todos quieren ser consumidores. Pero para eso estamos los provocadores, los agitadores: para decirles que pueden ser mucho más, evitar que decidan por ti. Por eso, hay que comenzar por el principio, cuanto antes, como a los 14 años. Todos somos interesantes en potencia. Frente a la manada, tenemos que ser individuos, personas, no masa.

-¿Por ahí pasa el futuro?

-Ese es el futuro deseable de nuestra especie, individuos que no se dejen manipular. Pero la mayoría de la gente no se cree que pueden ser gente importante. Están resignados, creen que van a ser anónimos. Espero que algún día digan que vino un señor que, en lugar de meternos una chapa sobre evolución humana y de huesos, intentó convencernos de que, en lugar de ser graciosos, nos esforcemos por ser interesantes. Todo lo que predico es para disfrutar más, para estrujar y sacar más jugo a la vida, para ver más lejos. Para ser más feliz. No todo es comer y ver la tele, hay otras cosas. ¿Te lo vas a perder? Y eso, en parte, es la ciencia.

-Viajando a la Sima de los Huesos, uno de los yacimientos de Atapuerca, ¿qué pensamientos le vienen a la cabeza cuando se sumerge en esa oscuridad?

-Es un lugar mágico. Es una cápsula en el tiempo y en el espacio, un lugar totalmente aislado. Gracias a ello hemos encontrado ADN sin que nada haya cambiado. Es una puerta a otra dimensión, entras a otro tiempo, a otro mundo.