Fusión de flamenco y danza

La concejal de Cultura, Chus Zapata, junto a Pedro Navarro. :: E.p/
La concejal de Cultura, Chus Zapata, junto a Pedro Navarro. :: E.p

El guitarrista Pedro Navarro actúa el sábado en el Cervantes

E. PASCUAL

«Tengo Arnedo marcado en el alma y vengo a dejármela». Es el compromiso y la invitación que lanza el guitarrista de ascendencia arnedana Pedro Navarro, que regresa este sábado al escenario del Teatro Cervantes para compartir con sus vecinos el espectáculo 'Tela catola, danza española'.

Después de presentarse en la casa de cultura con 15 años y de llevar al Cervantes los musicales 'Isasa y el Cidacos' y sus homenajes a Paco de Lucía en el 2014 y Camarón de la Isla en el 2016, Navarro se subirá desde las 21 horas de este domingo con su banda para interpretar música propia acompañado de un elenco de bailaoras. «Tenía un compromiso con Arnedo de conjugar mi espectáculo con danza española», explica. Así, suma este 'Tela catola' a los temas de su nuevo disco, 'Soy flamenco'.

El guitarrista ha girado con este espectáculo por escenarios de Croacia, Italia, el festival flamenco de Berlín y diversos lugares de España, con notable éxito en el Levante. En su propósito, «busco acercar mi música tanto al que sabe de flamenco para agradarle como para enamorar y hacer vibrar al que se acerca por primera vez al género».

Las entradas para disfrutar de este espectáculo de música -que cuenta con percusionista, contrabajo, cantaor y guitarra- y danza de la compañía G9Danza, con Navarro como guitarra solista, cuestan 12 euros gracias al apoyo del Ayuntamiento arnedano y su pertenencia al programa estatal de Artes Escénicas Platea del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. «Asistimos al estreno hace algo más de un mes y nos encantó, poniendo al público en pie», recomienda la concejal de Cultura del Consistorio arnedano, Chus Zapata.

En este punto, Pedro Navarro se muestra agradecido de que el Ayuntamiento arnedano apoye siempre y permita que me manifieste en mi casa, en mi patria, en mi infancia». Con cariño, el guitarrista recuerda los primeros años que vivió, creció y correteó por las calles de la ciudad del calzado. Con esas raíces, reconoce que actuar en su ciudad es emocionante en cada oportunidad que tiene. «He sentido siempre una vibración especial al actuar en el Cervantes», sonríe.

 

Fotos

Vídeos