Las fiestas miran a lo alto

De casa. Los de Arnedo abrieron el desfile.
/
De casa. Los de Arnedo abrieron el desfile.

La VI Concentración de gigantes y cabezudos de La Chispa reunió a más de 100 figuras de 17 comparsas del norte

E. PASCUAL

Fue, letra por letra, una gigantada. La sexta edición de la Concentración de Gigantes y cabezudos de la peña La Chispa fue la enorme protagonista de la quinta jornada festiva por San Cosme y San Damián en Alfaro. Invitando a todos a estirar cuellos, a mirar a los cielos. Organizada con motivo de su 40 aniversario fue la concentración más numerosa organizada por la peña que viste de verde, con más de un centenar de figuras de 17 comparsas aragonesas, vascas, navarras y riojanas.

En marzo pasado comenzaron los preparativos y contactaron con numerosas comparsas. De ahí que La Chispa duplicó el número de participantes de la pasada edición. Para ello, ha contado con un presupuesto de 14.000 euros gracias a la colaboración de administraciones públicas y patrocinios privados.

Los gigantes de Arnedo abrieron el magno desfile, bailada por los integrantes de la comparsa de Calahorra y con una nueva llamada para formar bailadores en la ciudad del calzado. Tras ellos y con muchos niños portando gigantes y cabezudos chiqui, los de Andosilla, Azagra, Castejón, Falces, Fitero, Funes, Olite, Cariñena, Luceni, los pegados a la naturaleza de Bidasoa o los espectaculares gigantes de Fuego de la Chantrea que cerraron la comitiva.

Para bailarlos, la música sonó gracias a los gaiteros de Arnedo, Calahorra, Andosilla, Olite, Garazi, del Rabal de Zaragoza, de Santo Domingo de la Calzada, de San Juan de Pau, de Zarrabete, dulzaineros del Iregua, de Luceni, Escuela de Gaita de Logroño y las charanga Crescendo, de Bidasoa y La Muralla que ameniza los actos de La Chispa en estas fiestas. Y a ambos lados, cientos de personas que ovacionaron sus bailes.