Cuchufletes arnedanos en Euro Disney

Los integrantes del Coro Cuchuflete desplegaron su alegre repertorio en el espectacular escenario de Euro Disney. :: a. castillo/
Los integrantes del Coro Cuchuflete desplegaron su alegre repertorio en el espectacular escenario de Euro Disney. :: a. castillo

El coro del colegio arnedano Antonio Delgado Calvete actuó el viernes en el teatro Videópolis del parque francés

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Hemos salido con una ilusión... Les tenías que ver las caras... a los niños... ¡y a los padres!», sonreía este viernes Álvaro Castillo después de haber dirigido una de las actuaciones más especiales del Coro Cuchuflete del colegio arnedano Antonio Delgado Calvete. Porque ayer actuaron en el escenario de la ilusión, de la magia. En Euro Disney.

El Coro Cuchuflete está acostumbrado a enrolarse en diversos retos, proyectos, sueños. Después de haber actuado en el Teatro Ideal de Calahorra con su Antología de la Zarzuela el 17 de noviembre ante medio millar de personas, el siguiente era algo que despertó la ilusión de niños, padres y profesores. «Los chicos saben que nos ocurren cosas muy maravillosas. Y si algo se puede, lo intentamos, siempre con el apoyo de los padres y de la junta del colegio», relataba ayer el director del coro, del que Natalia Marín lleva la técnica vocal.

Hace tres meses, el colegio se ponía en contacto con Euro Disney para emprender esta aventura. Cuidando la calidad, les pidieron vídeos, documentación, información sobre su necesidad técnica, repertorio... Superado el casting, quedaba preparar una expedición que disfrutan 39 cantantes y 77 padres y profesores.

Partieron en dos autobuses en la tarde del miércoles para, con la noche en ruta, llegar al mediodía del jueves al parque. Tras disfrutarlo, la cita era ayer a las 12 del mediodía en el Teatro Videópolis. Tras solucionar un problema con las bases, les esperaba un escenario enorme, unos medios sonoros y de iluminación espectaculares, como corresponde a la factoría Disney, y mucho público en un aforo inmenso. «Los chicos no estaban nerviosos, han hecho un calentamiento normal... Sabíamos que iba a salir bien, que era un sitio especial y era para disfrutar», sonríe Castillo. Y lo disfrutaron e hicieron disfrutar con el divertido repertorio de su disco.

 

Fotos

Vídeos