CCOO alerta del envejecimiento sin relevo de los trabajadores del calzado

El secretario del sector advierte de que «en 15 años podríamos ser comercializadores en lugar de productores»

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El preacuerdo para el convenio colectivo 2019-2021, que firmarán patronal y sindicatos el 27 de mayo, es una buena noticia para dar estabilidad al sector del calzado. Pero más allá de los incrementos tanto salariales como en derechos laborales y sociales, Comisiones Obreras abre un debate que quiere contagiar a toda la ciudad del calzado: el envejecimiento de las plantillas y el aumento de la externalización de la producción a otras comunidades españolas o a Marruecos.

El sindicato maneja datos de varias empresas grandes arnedanas con una media de edad de 50 años en sus empleados. A esta circunstancia, suman la cada vez mayor externalización de producción bajo el pretexto de que «para ser competitivos tienen que producir fuera».

La suma de ambos factores lanzan la alerta: «En 10 o 15 años, es posible que Arnedo nos convirtamos en comercializadores en lugar de productores, cuando hemos sido uno de los motores industriales de La Rioja con 3.000 trabajadores en el calzado», expone Diego Belón, secretario del sector del Calzado de CCOO y negociador del convenio.

Con el propósito de «paliar el golpe y que no suceda lo que se avecina», el sindicato quiere abrir el debate en la sociedad arnedana y lo trasladará a los gobiernos municipal y autonómico que surjan de las urnas del 26 de mayo.

Como una primera medida, el sindicato alienta a empresas y trabajadores a utilizar la herramienta del contrato de relevo. «En Arnedo se utiliza muy poco, cuando ofrece beneficios para empresario y trabajadores», anima Belón.