Caminando juntos hacia otro curso

Los asistentes disfrutaron el almuerzo y una exhibición de baile. :: e.p./
Los asistentes disfrutaron el almuerzo y una exhibición de baile. :: e.p.

La XXVII Marcha a Vico abrió ayer, un año más, el curso para la Asociación de Discapacitados

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Caminando juntos, al igual que recorren todo el año. La Asociación de Discapacitados de Arnedo y Comarca dio en la mañana de ayer la salida al nuevo curso con la XXVII Marcha a Vico, que ha convertido ya en una tradición obligatoria.

Decenas de familiares, amigos, colaboradores y usuarios de AMAC compartieron la mañana y el mediodía en una jornada de convivencia, de encuentro y de escudriñar objetivos e ilusiones para el nuevo curso. La plaza Nuestra Señora de Vico fue a las nueve de la mañana el lugar de encuentro, el punto desde el que iniciar la caminata. Saliendo del casco urbano, enfilaron las sendas hasta la explanada del monasterio de Vico, donde se desarrollaron las actividades.

Un buen puñado de participantes llegó andando, entre saludos y conversaciones. Y buen ánimo. Para los que tenían dificultades de movilidad, los voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil prestaron sus servicios y vehículos para acercarles.

A ellos, a la parroquia y al Ayuntamiento y a las decenas de voluntarios, colaboradores y familiares siempre dispuestos quiso agradecer su apoyo el presidente de AMAC, José Antonio Abad. «Gracias a todos vosotros son posibles este encuentro y todos los que organizamos y la organización de todas las actividades», expresó al final de la eucaristía vivida en la explanada de Vico y amenizada por el grupo de música de la parroquia.

Tras la misa, el reparto de bocadillos para coger fuerzas y el sorteo de los premios sorteados por AMAC: los 1.000 euros para el 7.061; los 500 para el 7.235; y la novedad de dos noches de hotel para dos personas en el hotel Victoria de Arnedo para el 3.775.

Para animar la mañana, integrantes de la academia de baile Tacones y Puntas ofrecieron una exhibición de flamenco, sevillanas, pasodobles... que ovacionaron los presentes.

A partir de aquí, AMAC ha abierto el curso que se activará mediado octubre, después de las fiestas patronales, con los talleres de lectura, de manualidades, los sábados con el Club de los Guays...