Arnedo se viste de abril

Las actuaciones desde el escenario de la Puerta Munillo animaron a los vecinos a bailar. :: e.p./
Las actuaciones desde el escenario de la Puerta Munillo animaron a los vecinos a bailar. :: e.p.

La ciudad ha vivido en las últimas fechas la primera Feria Flamenca de verano

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Aunque no estamos ni en abril ni en ningún destino andaluz como Sevilla o Málaga, la ciudad del calzado ha disfrutado durante los últimos días de su fiesta flamenca. De su Feria Flamenca de Verano.

A iniciativa de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Arnedo, y con la colaboración del Ayuntamiento junto a numerosos establecimientos privados, la ciudad ha vivido entre la tarde del jueves y el mediodía de ayer esta primera edición de la Feria Flamenco de Verano con el objetivo de dar una actividad más a la agenda cultural y social y dinamizarla con espíritu de baile y brindis de sabor andaluz.

Con ese sentido, los bares se han transformado durante estas fechas en 'casetas' de feria, reinventando el centro arnedano como un recinto feria. Así, el público ha podido pedir y saborear desde sus barras gastronomía típica andaluza, entre su menú diversas tapas, que ha podido regar con caldos fríos, apetecibles en estas fechas de calores intensos.

Para acompañar ese espíritu sureño, la feria ha ofrecido degustaciones de manzanilla y vino fino en la tarde del jueves; la actuación del coro rociero Duende Andaluz, procedente de la vecina localidad de San Adrián, en la del viernes; o del coro rociero Senda Ancha, formado en Arnedo. Además, en la jornada del sábado, la feria invitó a participar durante el mediodía en un concurso de trajes de faralaes con premios y con la invitación a todos a bailar sevillanas y rumbas entre caseta y caseta, es decir, entre bar y bar acondicionado para la feria.

Para ambientar el inicio de la última jornada de la feria, la Puerta Munillo se desperezó en el mediodía de ayer con una degustación de moscatel y pastas cedidas por Pastelería La Clavelina. El apetito se abría para disfrutar del ambiente por las calles del centro y sus bares ambientados para la ocasión.

Para completar esta oportunidad de movilizar el ambiente en la ciudad del calzado a través de los sonidos y tradiciones de las ferias, el escenario de la Puerta Munillo se abrió a distintas actuaciones en el mediodía de ayer, como la del grupo rociero Los Tientos, con sus rumbas y sevillanas. Muchas parejas se lanzaron a bailar. A disfrutar.